Planeta 21 Resurgi贸 la vida
Ciudad de M茅xico: M谩s de tres cuartas partes de todas las especies que poblaban entonces nuestro planeta desaparecieron por completo, como los poderosos dinosaurios no aviares. / Agencia
El cr谩ter que dej贸 el asteroide, de 180 kil贸metros de di谩metro, fue el hogar de la vida marina, una d茅cada
despu茅s del impacto a la Tierra

Agencia
Ciudad de M茅xico / 2018-09-01

Hace aproximadamente 66 millones de a帽os, un asteroide se estrell贸 en la Tierra desencadenando una extinci贸n masiva. Cerca del 75 % de los g茅neros biol贸gicos desaparecieron, entre ellos la mayor铆a de los dinosaurios, los reptiles voladores, la mayor parte de reptiles acu谩ticos y los moluscos.

Aunque el asteroide mat贸 a decenas de especies, un nuevo estudio de la Universidad Estatal de Florida, en colaboraci贸n con investigadores de la Universidad de Texas en Austin, descubri贸 que el cr谩ter que dej贸 el asteroide, de 180 kil贸metros de di谩metro, fue el hogar de la vida marina menos de una d茅cada despu茅s del impacto. Tambi茅n constat贸 esta investigaci贸n que el ecosistema de alta productividad marina se recuper贸 en los primeros 30.000 a帽os posteriores a la ca铆da del asteroide, un proceso mucho m谩s r谩pido que el ocurrido en otros sitios del mundo. Los resultados se publican en la revista Nature.

鈥淓ste estudio proporciona la primera evidencia de que la vida, al menos los organismos m谩s simples, se recuper贸 relativamente r谩pido dentro del cr谩ter de impacto que marca la desaparici贸n de los dinosaurios鈥, explica Jeremy Owens, uno de los autores de la investigaci贸n, en un comunicado. Los hallazgos desaf铆an las teor铆as anteriores de que la recuperaci贸n en los sitios m谩s cercanos al cr谩ter, ubicado parcialmente en la costa de la Pen铆nsula de Yucat谩n en M茅xico, se vio frenada por los contaminantes ambientales liberados por el impacto.

El impacto produjo grandes terremotos, aumento de la temperatura, fuegos y lluvias 谩cidas. Este estudio sugiere sin embargo que la recuperaci贸n de la vida en todo el mundo estuvo influenciada principalmente por factores locales, un hallazgo que podr铆a tener implicaciones para los entornos afectados por el cambio clim谩tico actual. 鈥淓ncontramos vida en el cr谩ter en pocos a帽os despu茅s del impacto, que es realmente r谩pido, sorprendentemente r谩pido鈥, se帽ala por su parte Chris Lowery, director de la investigaci贸n.

鈥淢uestra que no hay mucha predictibilidad de la recuperaci贸n de la vida en general鈥.

La evidencia de vida en el sitio del impacto proviene principalmente de microf贸siles -los restos de organismos unicelulares como algas y plancton-, as铆 como de las madrigueras de organismos m谩s grandes descubiertos en una roca extra铆da del cr谩ter.

Las muestras se recogieron durante las recientes perforaciones cient铆ficas realizadas conjuntamente por el Programa Internacional de Descubrimiento de los Oc茅anos (IODP) y el Programa Internacional de Perforaci贸n Continental (ICDP). Los diminutos f贸siles son evidencia contundente de que los organismos habitaron el cr谩ter, y sirven como un indicador general de la habitabilidad en el ambiente despu茅s del impacto, se帽alan los investigadores.

MADRIGUERAS DE CAMARONES
Los cient铆ficos encontraron signos de que la vida primero regres贸 al cr谩ter dos o tres a帽os despu茅s del impacto. La evidencia incluy贸 madrigueras hechas por peque帽os camarones o gusanos.

30,000 a帽os despu茅s del impacto, un ecosistema pr贸spero estaba ya presente en el cr谩ter con fitoplancton floreciente, plantas microsc贸picas que soportan una comunidad diversa de microf贸siles en las aguas superficiales y en el fondo marino.

En contraste, otras 谩reas del mundo, incluyendo el Atl谩ntico Norte y otras 谩reas del Golfo de M茅xico, se necesitaron hasta 300.000 a帽os para que la vida se recuperase de manera similar. Owens dijo que los niveles de ox铆geno encontrados poco despu茅s del impacto podr铆an ayudar a explicar la r谩pida recuperaci贸n en la regi贸n.

鈥淯tilizando herramientas geoqu铆micas, descubrimos que los contenidos locales de ox铆geno retornaban a valores altos inmediatamente despu茅s del impacto del asteroide鈥, dijo. 鈥淓sto sugiere que el 谩rea podr铆a haber sido rehabitada por organismos que requieren ox铆geno con relativa rapidez鈥.

El cr谩ter est谩 lleno de millones de rocas y sedimentos, una caracter铆stica que preserva la estructura del cr谩ter y permiti贸 que el equipo de investigaci贸n internacional extrajera m谩s de 800 metros (2.600 pies) de n煤cleos que revelaron informaci贸n sobre el impacto del asteroide y la recuperaci贸n de la vida.

El rebrote relativamente r谩pido de la vida en el cr谩ter sugiere que, si bien el asteroide caus贸 la extinci贸n, no impidi贸 la recuperaci贸n. Los cient铆ficos se帽alan que los factores locales, desde la circulaci贸n del agua hasta las interacciones entre organismos y la disponibilidad de nichos ecol贸gicos, tienen la mayor influencia en la tasa de recuperaci贸n de un ecosistema en particular.

Edición Impresa
Planeta 21 2018-09-16

Ediciones Anteriores

Suscríbete