Planeta 21 Desastres naturales
Ciudad de México: Sismos, tsunamis,huracanes y erupciones,más frecuentes / Agencia
La temporada de huracanes del Atlántico comienza el 1 de junio y seextiende hasta el 30 de noviembre, mientras que las estaciones de tifones y ciclones siguen patrones ligeramente diferentes.

Agencias
Ciudad de México / 2018-10-06

Terremotos, tsunamis, huracanes, tifones y erupciones volcánicas, son las alertas que está mandando la naturaleza. ¿Qué es lo que está pasando? La principal versión es por el cambio climático, sin embargo, existen otras opiniones, donde se menciona que todo está conectado en el universo y la relación que existe entre tierra y sol es fundamental para el ser humano, por ello las civilizaciones antiguas le rindieron un culto especial al ‘Dios Sol’, sabedoras de su influencia en todos los aspectos de la vida cotidiana.

Los desastres naturales han activado las alarmas en todo el mundo, y numerosos expertos reconocieron que muchas zonas de nuestro planeta potencialmente vulnerables no están preparadas para enfrentarse a este tipo de cataclismos.

Este año, una de los países más afectados es Indonesia, donde en los últimos días decenas de terremotos sacudieron ese lugar y, aunque un tsunami no parecía algo inminente, las enormes olas acabaron alcanzando la orilla.

Un sinnúmero de muertes, lesionados, desaparecidos y cuantiosos daños, nos demuestra que con la naturaleza siempre estaremos en desventaja. Por si fuera poco, un volcán hace erupción en la misma isla sacudida por terremoto y tsunami en Indonesia.

¿EFECTOS DEL CALENTAMIENTO GLOBAL?
En los últimos años, los científicos han debatido si el calentamiento global antropogénico está provocando que los huracanes sean más intensos o que se produzcan con mayor frecuencia. En teoría, el aumento de las temperaturas en la atmósfera produce un calentamiento de la temperatura de la superficie del mar que a su vez contribuye a generar huracanes más fuertes.

El número de huracanes de categoría 4 y 5 en todo el mundo prácticamente se duplicó entre principios de la década de 1970 y principios del siglo XXI. Además, tanto la duración de los ciclones tropicales como la velocidad máxima de sus vientos han aumentado aproximadamente un 50 por ciento en los últimos 50 años.

TIFÓN, EL MÁS PODEROSO
Japón también sufrió la embestida de vientos violentos y lluvias torrenciales. A principio de septiembre, un tifón denominado ‘Jebi’, considerado el más poderoso de los últimos 25 años, golpeó al país asiático, dejando muertes y heridos. Otro más, el tifón ‘Kong-rey’ llegó a la isla con vientos máximos sostenidos de 126 kilómetros por hora, con rachas de hasta 180 kilómetros por hora.
huracanes ‘Rosa’ y ‘Sergio’ fueron la amenaza para el pacífico, mientras que ‘Leslie’ avanzó por el Atlántico. El norte de México, la zona más afectada.

VOLCANES ACTIVOS
En México, el volcán Popocatépetl nos recuerda que es una amenaza. El pasado 4 de octubre tuvo seis explosiones leves, que generaron columnas de humo, que alcanzaron dos mil 500 metros de altura. Al parecer la actividad del Popocatépetl está influyendo en otros movimientos telúricos o grandes grietas que se están registrando en otras partes del mundo. En Estados Unidos, el par que nacional más antiguo y famoso Yellowstone es un volcán, y no un volcán cualquiera.

Especialistas aseguran que se encuentra justo encima de uno de los mayores volcanes de la Tierra y no está extinguido, sino inquietantemente activo. Yellowstone ha sido un parque nacional desde 1872, pero en la década de los sesenta los científicos se dieron cuenta de la escala del volcán, que tiene unos 70 kilómetros. Sin embargo, en la década los ochenta comprendieron que la estructura geológica está completamente viva y amenaza con erupciones catastróficas.

Yellowstone es capaz de realizar miles de erupciones mucho más violentas que la del Monte Santa Helena en 1980. La cadena montañosa Northern Rocky Mountains quedarían sepultadas bajo varios metros de ceniza. Las cenizas caerían sobre la mayor parte de Estados Unidos. Por lo tanto, los geólogos están ansiosos por comprender qué ocurre exactamente debajo de todas esas fuentes termales y géiseres alimentados por volcanes.


Edición Impresa
Planeta 21 2018-10-14

Ediciones Anteriores

Suscríbete