Deportes ¡Quedó a deber!
AB Meknes Agdal Morocco: / Anthony McCartney

Agencia
Rusia / 2018-07-04

Inglaterra, en una infartante tanda de penales que ganó 4-3, acabó este martes con el sueño de Colombia en el Mundial de Rusia-2018, en unos octavos de final en los que no estuvo James Rodríguez por lesión.

Harry Kane, de penal, a los 57 minutos adelantó a Inglaterra pero cuando el partido parecía resuelto apareció Yerry Mina para sellar las tablas de cabeza en el 90+3.

Sin embargo, en la tanda de penales, Mateus Uribe y Carlos Bacca erraron sus lanzamientos e Inglaterra avanzó a cuartos, donde jugará el sábado con Suecia, vencedor más temprano de Suiza.

La ausencia de James condicionó el planteamiento colombiano. José Pekerman apostó por Jefferson Lerma en su lugar para dotar de mayor verticalidad al equipo pero la jugada no funcionó.


LO ABRE KANE

Tras el paso por los vestuarios, Carlos Sánchez se alió con el enemigo al cometer un torpe penal sobre Kane delante del árbitro estadounidense Mark Geiger, quien no dudó en señalar la pena máxima.

Kane agradeció el favor de la ‘Roca’ y, con un sutil disparo al centro del arco, abrió el marcador.

El delantero inglés transformaba así su tercer penal en el Mundial y ampliaba su renta como máximo artillero del torneo, con seis tantos.

Cuando Inglaterra se veía ya en cuartos y Colombia eliminada, Yerry Mina volvió a salvar a los suyos. En el primer saque de esquina de los cafeteros en todo el choque. Mina, como ante Polonia y Senegal, se elevó por encima de todos, llevando el delirio a todo su país.


En la prórroga

Falcao acarició el gol en el 104 y Danny Rose en el 112 pero la velada había prometido emociones fuertes y no decepcionó.

Inglaterra había disputado tres tandas en su historia en los Mundiales y había perdido las tres: en semifinales de Italia-1990 contra Alemania Federal, en octavos de Francia-1998 contra Argentina y en cuartos de Alemania-2006 contra Portugal.

Su arquero presentaba un balance de cinco paradas en 30 lanzamientos pero el bagaje de Ospina era aún peor: 3 en 38.

Y así, el colombiano le detuvo el tercero a Jordan Henderson pero los posteriores errores de Uribe y Bacca acabaron tornando el sueño cafetero en una pesadilla.


adiós

James y Colombia dijeron así adiós al torneo entre lágrimas mientras los ingleses, en el cuadro teóricamente sencillo, sueñan con llegar a una final que no visitan desde que fueron campeones en su suelo en 1966. Su primer escollo: Suecia, el sábado.

El árbitro del encuentro fue el silbante norteamericano Mark Geiger, quien tuvo una mala actuación. Amonestó a Barrios (41), Arias (51), Sánchez (54), Falcao (63) Bacca (64) y Cuadrado (117) de Colombia, y por los ingleses a Hernderson (56) y Lingard (69).

Edición Impresa
Deportes 2018-09-23

Ediciones Anteriores

Suscríbete