Internacional Acusan al hijo mayor de Duterte de traficar drogas
Filipinas: Paolo, el mayor de los hijos del presidente de Filipinas es investigado por presuntamente traficar un cargamento de metanfetamina. / Agencia
El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, prometi贸 una vez matar a sus propios hijos si descubr铆a que estaban involucrados en el tr谩fico de drogas. Ahora uno de ellos, podr铆a poner a prueba sus dichos.

Agencia
Filipinas / 2017-09-09

El hijo mayor del mandatario, Paolo Duterte, es investigado por presuntamente traficar un cargamento de metanfetamina, con un valor en las calles de 125 millones de d贸lares.
El joven actualmente es vicealcalde de Davao, la ciudad m谩s grande de Filipinas.

Seg煤n las autoridades, la investigaci贸n inici贸 en julio de este a帽o, cuando un comerciante acusado de importaci贸n ilegal de drogas, asegurara que el hijo del presidente y su cu帽ado, hab铆an participado en el env铆o de un cargamento de metanfetamina.

M谩s tarde el comerciante llamado Mark Taguba, se retract贸 de su declaraci贸n inicial. Sin embargo, este caso se convirti贸 r谩pidamente en un esc谩ndalo para Rodrigo Duterte, quien hasta el momento ha guardado silencio.

鈥淎mbos caballeros est谩n dispuestos y listos para afrontar estos alegatos maliciosos que intentan restarle credibilidad al presidente鈥, dijo el portavoz presidencial Ernesto Abella en un comunicado emitido el jueves.
鈥淓l presidente ha dicho en numerosas ocasiones que no interferir谩鈥, asegur贸.

Duterte ha resistido las cr铆ticas internacionales sobre su brutal guerra contra las drogas 鈥攓ue inici贸 en 2016鈥, pero finalmente empieza a sentir el calor en casa.
La indignaci贸n p煤blica tuvo su cl铆max en agosto de este a帽o, despu茅s de la noche m谩s mort铆fera en la historia de la guerra contra las drogas, cuando m谩s de 30 filipinos fueron asesinados por la polic铆a en 24 horas.

Ese mismo mes, el filipino Kian delos Santos, de 17 a帽os, fue baleado y asesinado por la polic铆a en un caso que podr铆a ser el resultado de una mala conducta policial.
La guerra contra las drogas de Duterte ha dejado cerca de siete mil muertos, seg煤n Human Rights Watch, aunque las estimaciones del gobierno y la polic铆a son m谩s bajas.

Edición Impresa
Internacional 2017-11-22

Ediciones Anteriores

Suscríbete