Internacional Masacre en Afganistán
Afganistán: Los talibanes reivindicaron la explosión, que ocurre una semana después de un ataque al Hotel Intercontinental en Kabul en el que murieron más de 20 personas. / Agencias
El ataque fue en Kabul, una zona próxima a embajadas extranjeras y edificios de gobierno

Agencias
Afganistán / 2018-01-27

La explosión de una bomba oculta en una ambulancia causó el sábado la muerte de al menos a 95 personas e hirió a otras 158 en Afganistán, en una zona de Kabul próxima a embajadas extranjeras y edificios de Gobierno.

Los talibanes reivindicaron la explosión, que ocurre una semana después de un ataque al Hotel Intercontinental en Kabul en el que murieron más de 20 personas.

Un portavoz del Ministerio del Interior culpó a la red Haqqani, un grupo militante afiliado a los talibanes que funcionarios afganos y occidentales consideran que están detrás de muchos de los mayores ataques contra objetivos urbanos en Afganistán.

Horas después de la explosión, un portavoz del Ministerio de Salud dijo que el número de víctimas había aumentado a por lo menos 95 muertos y 158 heridos, pero que probablemente el total será mayor a medida que se recopilen más cifras de los hospitales.

Los equipos médicos se esforzaban por atender a las víctimas que llegaban; algunos de los heridos estaban al aire libre con goteos intravenosos instalados a su lado en los jardines del hospital.

“Es una masacre”, dijo Dejan Panic, coordinador en Afganistán del grupo italiano de ayuda Emergency, que gestiona un hospital de urgencias cercano. En un mensaje en Twitter, el grupo dijo que sólo a su hospital habían ingresado más de 50 heridos.

Mirwais Yasini, un parlamentario que se encontraba cerca del lugar de la explosión, dijo que la ambulancia se acercó al puesto de control, próximo a una oficina del Consejo Superior de Paz y de varias embajadas extranjeras y estalló.

Yasini añadió que varias personas yacían en el suelo y que la gente ayudaba a los heridos mientras las ambulancias se abrían paso en las congestionadas calles del centro de Kabul.

El sábado es un día de trabajo en Afganistán y las calles estaban llenas al momento de la explosión, cerca de la hora del almuerzo en una concurrida parte de la ciudad donde hay embajadas extranjeras y edificios gubernamentales.

El ataque añadirá presión sobre el presidente Ashraf Ghani y su aliado Estados Unidos, que han expresado su creciente confianza en que una nueva estrategia militar más agresiva logrará expulsar a los insurgentes talibanes de los principales centros provinciales.


Edición Impresa
Internacional 2018-05-21

Ediciones Anteriores

Suscríbete