Nacional Falla estrategia para combatir la diabetes
Ciudad de México: México ocupa el primer lugar a nivel mundial de prevalencia de casos de diabetes, entre los países miembros de la OCDE. / Agencias
De acuerdo con los reportes de la ASF, en la Estrategia Nacional para la Prevención, las irregularidades de su funcionamiento debilitan la lucha contra la enfermedad

Agencia
Ciudad de México / 2017-11-12

Aun con las políticas de prevención y control de la diabetes mellitus establecidas por la Secretaría de Salud, la tasa de nuevos casos y fallecimientos incrementó en tres años, al pasar de 401 casos a 487 por cada 100 mil habitantes en el primer caso, y 104.7% en la mortalidad en personas sin seguridad social.

De acuerdo con los reportes de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en 2015 y 2016, en la Estrategia Nacional para la Prevención y Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes, las irregularidades presentadas en su funcionamiento debilitan el combate a estos padecimientos.

En 2016 el órgano fiscalizador encontró un daño por 9 millones 952 mil pesos por concepto de insumos pagados a los proveedores del Cenaprece sin que éstos cumplieran con la caducidad mínima requerida al momento de su entrega.

Los insumos se refieren a las tiras reactivas compradas (glucosa, microalbúmina, hemoglobina y lípidos) que sirven para la detección y control de la enfermedad.

Hasta febrero de este año, el Estado de México y Durango no reportaron al Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece) el uso de las tiras reactivas adquiridas 2016 para la atención de este programa.

Se identificó que los Certificados Analíticos de las tiras reactivas de microalbúmina, hemoglobina y lípidos señalan una caducidad distinta de la contenida en los Registros Sanitarios que presentaron los proveedores al momento de acreditar la caducidad de los bienes ofertados en los procedimientos licitatorios, por lo que los bienes entregados no corresponden con los contratados.

Resultado de la ASF, las deficiencias en el diseño de la política pública se reflejaron en la operación, pues tanto el Cenaprece y la SSA no contaron con un programa de promoción de la salud que propicie en las personas conductas, valores y actitudes adecuadas para su beneficio.

Además de dichos señalamientos, la ASF indicó que el proceso de adjudicación contó con deficiencias que limitaron la libre participación y competencia económica.

“De acuerdo con lo señalado por los licitantes en las juntas de aclaraciones, sin observar los criterios de economía, eficiencia, eficacia, imparcialidad y honradez para garantizar las mejores condiciones para el Estado disponibles en cuanto a precio, calidad, financiamiento y oportunidad”, señala el reporte.

Edición Impresa
Nacional 2018-07-22

Ediciones Anteriores

Suscríbete