Nacional Paran guerra política
Ciudad de México: El gobernador panista de Chihuahua no lo manejó como un detonante político que hubiera trastornado de manera radical el proceso electoral de 2018. / Agencias
Desvío de Hacienda a las campañas del PRI habría detonado el proceso electoral

Paulina Ríos.
Ciudad de México / 2018-01-10

El problema de las remesas de la Secretaría de Hacienda a empresas fantasmas para que fueran utilizadas para desviar recursos públicos a las campañas del PRI es una historia muy conocida que Javier Corral no supo aprovechar.

El gobernador panista de Chihuahua no lo manejó como un detonante político que hubiera trastornado de manera radical al actual proceso electoral de 2018.

En el caso están involucrados personas destacadas del gobierno federal que van desde el presidente Peña Nieto, el candidato José Antonio Meade, en aquel entonces titular de finanzas nacionales y Manlio Fabio Beltrones, entonces presidente del tricolor.

Corral no supo hacerlo y se perdió, por el momento, la gran oportunidad.

Desvió el sensacional caso electoral por una retención de recursos federales disque por haber ordenado la aprehensión del secretario adjunto del tricolor, Alejandro Gutiérrez.

La cosa personal evitó que se llegara a una guerra política nacional que ya es manejada en medios extranjeros.

Fue la obsesión de extraditar al exgobernador César Duarte amigo del mandatario mexicano o le llegaron al precio político a Javier Corral, pero se desperdició hasta hoy la gran oportunidad de exhibir las trapacerías electorales de los gobiernos.

Este pleito entre el PAN y el PRI que desbarataría al PRIAN ganador de todas las contiendas electorales de los últimos años, solo favorece a los candidatos de Morena si lo saben aprovechar.

Edición Impresa
Nacional 2018-06-17

Ediciones Anteriores

Suscríbete