Negocios Multarán a las empresas que retiren inversiones
AB Meknes Agdal Morocco: / Anthony McCartney

Agencia
AB Meknes Agdal Morocco / 2018-06-19

Pese a la incertidumbre que generan los resultados electorales y la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), las empresas que han ganado licitaciones en el sector energético difícilmente podrán retirar sus inversiones de México porque están proyectadas a largo plazo y se les pueden fincar responsabilidades jurídicas en caso de incumplir, sostuvo Leticia Armenta Fraire, investigadora del Tec de Monterrey.

A nivel legal, los ganadores de las licitaciones adquirieron obligaciones y entonces se les pueden fincar responsabilidades (en caso de incumplir). La industria energética funciona con proyectos a largo plazo, así que las inversiones que se hagan hoy, maduran en cinco, ocho o 10 años.

“Entonces, una compañía que ya comprometió sus recursos en un negocio en el sector no puede salirse tan fácil en meses”, puntualizó.

Acotó que hay flujos de capital que pueden aplazarse por situaciones generales del país, como el tema de la seguridad.

“Las empresas que ganan una licitación pueden argumentar que no existen las condiciones que esperaban o que se prometieron, por lo que se retrasa un proyecto determinado”, indicó.

Eso, detalló, es muy distinto a hablar que se vayan del país las inversiones energéticas, porque éstas son grandes y tangibles, como, ejemplificó, un barco que traslada petróleo que se tarda meses en trasladarse y que implica mucho tiempo de planeación y ejecución. No estamos hablando de (inversiones en) la bolsa de valores, donde los capitales vuelan por segundos sin importar la hora del día porque funcionan las 24 horas, toda vez que nuestra economía está interconectada con diferentes partes del mundo que tienen actividad económica en otros husos horarios, comentó.

Si bien la especialista insistió en que es difícil mover o sacar las inversiones realizadas en el sector energético, acotó que tampoco se puede hablar de blindaje, porque eso nos da la idea de una protección absoluta y en esta realidad todas las cosas cambian todos los días, pero sí podemos mencionar que se tienen certezas jurídicas que deben cumplirse y que en caso de no hacerse implica resarcir daños, lo que hace difícil, que no imposible, revertir las inversiones.

Edición Impresa
Negocios 2018-09-20

Ediciones Anteriores

Suscríbete