Planeta 21 Alimentos 3D
Ciudad de México: Alimento 3D / Agencia
Esto representa una alternativa valiosa para individuos que
no pueden llevar a cabo la masticación de alimentos como la
carne

Agencia
Ciudad de México / 2018-02-03

CONACYT

Científicos mexicanos están desarrollando una impresora 3D que mediante un proceso de manufactura aditiva tiene la capacidad de crear alimentos comestibles e incluso beneficiosos para la salud, informó el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Esta tecnología tiene la capacidad de preparar alimentos blandos y con formas que facilitan su deglución, además de estar adicionados con bacterias probióticas que ayudan a equilibrar la salud intestinal, indicó la investigadora Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (Ciatej) Zaira Yunuen.

Además, la impresión de alimentos representa una alternativa para individuos que no pueden masticar alimentos más duros de lo normal. Para obtener un alimento generado de manera artificial primero se accede a un software que modela la figura que se quiere imprimir y, posteriormente, la impresora se encarga de ir acomodando el material comestible en capas, dotando a la figura de un aspecto tridimensional.

La única diferencia entre una impresora de papel y la Interlatin Colibrí 3D es el cartucho, que reemplaza la tinta tradicional por un material comestible. Para manipular los materiales comestibles se deben tomar en cuenta sus propiedades fisicoquímicas y reológicas, acotó la investigadora.

Lograr una buena impresión de los alimentos conlleva atender varios parámetros, como la composición del material comestible, la concentración y proporción de los ingredientes para rellenar el cartucho de impresión o la temperatura de impresión. A esto se le agrega un control de la temperatura del comestible dentro del cartucho, así como la viscosidad del alimento para que pueda fluir con facilidad.

Al encontrarse todavía en fase prototípica, los primeros cartuchos que se han producido contienen merengue para pasteles y chocolate. Sin embargo, los científicos ya están trabajando en producir cartuchos que contengan diversos tipos de alimentos como mole, guacamole, masa para hot cakes, gelatinas y patés.

YA NO ES UNA TECNOLOGÍA DEL FUTURO

byFlow, una compañía holandesa fabricante y vendedora de impresoras 3D, ha anunciado una colaboración con su nuevo socio, Verstegen Spices & Sauces, el cual le proporcionará cartuchos rellenos de comida para su impresora 3D de alimentos, la Focus.

El primer sabor disponible es de pasta, betabel y cardamomo, y ha sido desarrollado en colaboración con Jan Smink, chef poseedor del Bocus de Oro y que trabaja en el restaurante De Librije, con tres estrellas Michelin. Un portavoz de byFlow señala que hasta ahora el mayor interés por la impresión 3D de alimentos ha estado entre los chocolateros, los pasteleros y los chefs de alta gama, también gracias a su distribuidor Beko Techniek y la colaboración con Jan Smink.

Los beneficios de la impresión 3D de alimentos son muy visibles rápidamente para la alta cocina, ya que la impresora permite experimentar con formas y sabores y diferenciarse de la competencia. Sin embargo, apuntamos, y deseamos continuar (haciendo) eso, a todos los profesionales de la industria alimenticia, incluyendo panaderías más pequeñas, pastelerías, etcétera, ya que la personalización de los alimentos que ofrece la impresora 3D puede ser valiosa para todos”, señala.

“Gracias a la cooperación con Verstegen, estamos planeando también introducirnos más en la industria de la restauración, donde ya estamos presentes gracias a Maison van den Boer”. La compañía afirma que la impresión 3D de alimentos ya no es una tecnología del futuro, es una revolución que está sucediendo en nuestros platos en este momento.

Es un método innovador de preparación de alimentos, con ingredientes frescos solamente. Verduras, carne, lácteos, chocolate, dulces: todos pueden convertirse en un hermoso plato impreso en 3D, diseñado en formas que no se pueden obtener a mano o con un molde. La tecnología contribuye a una experiencia completamente nueva de la comida, pero también apoya la lucha contra el desperdicio de alimentos y proporciona soluciones para una dieta sana y personalizada.


Edición Impresa
Planeta 21 2018-08-12

Ediciones Anteriores

Suscríbete