Planeta 21 Más que una simple casa-árbol
México, DF: En Canadá hay un complejo ecológico de cinco estrellas diseñado en los árboles y además un árbol de 6 mil años de edad convertido en un bar / Agencias
Una estructura donde las personas tienen dinámicos espacios educativos para entender el ecosistema

Agencias
México, DF / 2015-03-22

Horace Burgess, un pastor religioso, a principios de los 90 compró un terreno boscoso en las afueras de Crossville, Tennessee, que poseía una un árbol gigante a un costado del camino de tierra. Con su objetivo "construir la casa en el árbol más grande del mundo", levantó una estructura de 30 metros.
Alrededor de este árbol y durante 15 años se construyó esta vivienda sin planos ni modelos, y con el uso de materiales reciclados la expansión es de aproximadamente 3.000 metros cuadrados en 10 niveles.
Conocida como The Minister’s Treehouse (la Casa del árbol del Ministro), la estructura queda centrada alrededor de un roble blanco de 24 metros de altura, con otros seis robles como apoyo.
La construcción se hizo a partir de 258.000 clavos y está evaluada en $12,000.00. Se estima que posee 80 habitaciones ubicadas sobre unos 3.000 metros cuadrados.
En el interior se encuentran unas escaleras de caracol, un santuario, una cancha de baloncesto e innumerables salas, pasillos y balcones.
Conocida como The Minister’s Treehouse (la Casa del árbol del Ministro), la estructura queda centrada alrededor de un roble blanco de 24 metros de altura, con otros seis robles como apoyo.

CASA ÁRBOL EDUCATIVA
¿A quién no le ha gustado tener una casa en un árbol?, los premios AIA premiaron los proyectos que mostraban cómo hacer más con menos y eso parece ser el objetivo de esta instalación para los Boy Scouts de Estados Unidos.
La organización pretende mejorar su relación con la Sostenibilidad y propusó reemplazar el obsoleto centro de Ciencias Ambientales de 1972. El resultado es una casa del árbol gigante diseñada como escuela sobre la sostenibilidad mediante instalaciones de diversión, desde máquinas de reciclaje a maquinas de producción de luz.
Un programa dinámico y la utilización del acero corten para conseguir mayor integración con los materiales del paisaje, fueron las cartas utilizada por la oficina de arquitectura de Seattle Mithum y la firma de diseño gráfico de San Francisco Volume quienes colaboraron para diseñar esta estructura integrada con las copas de los árboles del bosque.
La sostenible casa del árbol, es un edificio dirigido a permitir la interpretación y educación sobre la naturaleza , situado en el bosque de la Reserva Bechtel Cumbre, que sirve como un icono especial en las aventuras de campamento, cuidado del medio ambiente y el diseño innovador del edificio.
Mithun lideró el proceso de diseño integrando un equipo multidisciplinar para lograr la instalación de acoplamiento y de alto rendimiento.
Ofrece espacios educativos y de reunión dinámicos para explorar y entender el lugar y el ecosistema a nivel de suelo, copas de los árboles, y el cielo. La estructura de la torre en acero Corten eleva a los visitantes permitiendoles unas vistas extraordinarias y proporcionando una armadura a los sistemas verdes de construcción, tales como paneles fotovoltaicos, turbinas de viento, y una gran cisterna y sistema de limpieza de agua. Las exposiciones interactivas exponen y valoran las tecnologías sostenibles.
En general, la casa del árbol atrapa la maravillosa exploración de la infancia y la educación ambiental, colocandose a la vanguardia de experiencias significativas y mensajes que los campamentos con sus miles de visitantes anuales se llevan a casa .

COMPLEJO ECOLÓGICO
E’Terra Samara es un complejo ecológico de cinco estrellas diseñado por el estudio de Farrow Asociados que consta de una villa de doce Treehouse ubicadas en los bosques de la península de Bruce, Canadá, catalogado como Reserva de la Biosfera por la UNESCO.
Con el fin de trabajar en armonía con el espectacular paisaje natural, las Treehouse se han diseñado para ser suspendidas de tal manera que ‘abracen’ a los árboles, en lugar de estar clavadas directamente en el tronco.
El diseño se inspiró en la forma de un sámara, una cápsula de semillas en forma de hélice como la que cae de los árboles de arce en otoño.
Las treehouse estarán construidas con madera con certificación FSC y tendrán un “capó” de protección con forma de hoja realizada en fibra de vidrio recubierto de una tela de PTFE no tóxico, resistente a la llama y de auto-limpieza.
Cada casa del árbol cuenta con un dormitorio en su interior y una sección de socialización en la zona exterior de la estructura. Las treehouse se ubicarán para aprovechar las características específicas del lugar y permitir la máxima privacidad y luz óptima. Actualmente en la fase de diseño, las casas del árbol será construido e instaladas en los meses de invierno, para causar una interrupción mínima a las plantas circundantes.
Las Treehouse Villas formarán parte del mayor complejo E’Terra y están “comprometidas a crear un lugar para la restauración del bosque en armonía con la naturaleza. Las estructuras existentes en el sitio poseen certificación LEED Gold”.

TOMAR UNA CERVEZA DENTRO DE UN ÁRBOL
Leyendas e historias, estudios científicos y pruebas; demuestran que este llamado “árbol de la vida” tendría 6,000 años de antigüedad. ¿Qué podría ser más impresionante que ver un árbol milenario? Sencillo, tomar una cerveza dentro de él.
Así como lo lees, este antiquísimo espécimen, alberga en sus entrañas al mundialmente famoso Big Baobab Bar. Este árbol bar es todo un ejemplar para deleitar la mirada, su presencia imponente sólo se compara con sus dimensiones. Posee una altura de 22 metros y un diámetro de 47 metros.
A pesar de encontrarse ahuecado en su interior, sus paredes son de un espesor considerable. Gracias a todas estas características, permite fácilmente el ingreso de hasta 60 personas, pero si deseas disfrutar de tu bebida en un cómodo asiento tendrás que ingresar entre los primero 15 clientes, pues sólo se disponen butacas para este número de personas.
Enraizado en Modjadjiskloof, provincia de Limpopo, Sudáfrica, es el clásico ejemplo de lo que sucede cuando uno de estos ejemplares pasa la valla de los 1,000 años. Lo que sucede llegado ese momento es que se empieza a ahuecar naturalmente por dentro. Es así, que el Baobab Sunland, ya hace bastante tiempo que empezó a descubrir sus cavernas internas.
Pero lo que no nació naturalmente ni por generación espontanea es el acondicionamiento del bar. Esto se debe a pareja holandesa Van Heerden, quienes trabajaron para limpiar adecuadamente su interior y transformarlo en un singular lugar para tomar una refrescante bebida. Esta aventura inició en el año 1993, y en la actualidad, recibe unos 7,000 turistas anualmente.
Si te preguntas si haber convertido el árbol en bar le ha causado algún daño, no te preocupes, el matrimonio Van Heerden se ha encargado responsablemente de su mantenimiento. Podrás ver con satisfacción cómo siempre florece hermosamente y que aún es hogar de diversas especies.


Edición Impresa
Planeta 21 2017-11-04

Ediciones Anteriores

Suscríbete