Planeta 21 Skycycle, el paraiso para ciclistas
México, DF: SKYCYCLE es una red de ciclovías construida sobre las vías del ferrocarril / Agencias
El arquitecto Sir Norman Foster ha presentado SkyCycle, una iniciativa para construir una ruta dedicada exclusivamente a ciclistas sobre las vías del ferrocarril en Londres. En su versión final, SkyCycle tendrá una longitud de 221 kilómetros, con más de 2

Agencias
AB Meknes Agdal Morocco / 2015-03-22

El concepto de ciclovía tiene más de cien años de antigüedad. Las ciudades más importantes del globo lo han adoptado, y más allá del término utilizado localmente (carril bici, cicloruta, bicisenda, etc.) su objetivo general sigue siendo el mismo. Si obedecemos a los detalles técnicos, una ciclovía puede ser reservada, segregada o integrada. Ahora, no se trata de hacer una ciclovía y ya. Cada implementación requiere cuidado y múltiples estudios, o de lo contrario, la supuesta solución puede ser mucho más riesgosa para los ciclistas. A medida que el acceso a una ciudad se vuelve más complejo, cualquier proyecto de ciclovía debe estar a la altura de las circunstancias. Londres tiene una reputación particular a la hora de permitir el ingreso de coches o de sugerir el uso del transporte público, sin embargo, Sir Norman Foster presentó una obra adicional que en teoría debería reducir el tiempo de viaje para los ciclistas en 29 minutos: SkyCycle. En esencia, SkyCycle es una red de ciclovías construida sobre las vías del ferrocarril. En total son 221 kilómetros de ruta ubicados a tres pisos de altura, con 209 puntos de acceso, y se calcula que en el SkyCycle, un ciclista podrá elevar su velocidad promedio a 24 kilómetros por hora, un aumento importante frente a los 16 kilómetros por hora que logra hoy en las calles londinenses. El uso del espacio sobre las vías es lógico, ya que Londres es una ciudad congestionada, y segregar las calles no sería una opción viable. Existen dudas específicas sobre la exposición al viento que tendrán los ciclistas a esa altura y la inclinación de las rampas para acceder al SkyCycle, pero no quedan dudas de que Londres necesita una visión diferente para el ciclismo. La cantidad de bicicletas

UN CICLISTA PODRÁ ELEVAR SU VELOCIDAD PROMEDIO A 24 KILÓMETROS POR HORA, UN AUMENTO IMPORTANTE FRENTE A LOS 16 KILÓMETROS POR HORA

ha aumentado notablemente en esa ciudad, aunque también los accidentes. De todas maneras, el SkyCycle debe enfrentar dos problemas clásicos: costo y tiempo.
Los primeros seis kilómetros y medio de ruta demandan una inversión de 220 millones de libras, y para su versión completa, serán necesarios veinte años.

CICLOVIA FLOTANTE

Muchas innovadoras propuestas de cómo integrar la bicicleta de forma real al sistema de transporte se han hecho en varias ciudades del mundo, pero muy pocas se han concentrado en la innovación. En Londres existe la esperanza de que un proyecto cambie esta situación, ya que una de estas propuestas ha comenzado a tomar forma y a ser vista como una idea factible. Se trata de una ciclovía flotante de 7 millas de largo (11.2 km) que iría sobre el Támesis entre Canary y Battersea. El proyecto es un trabajo conjunto entre influyentes actores del diseño urbano inglés: el arquitecto David Nixon, la artista y empresaria Anna Hill y Arup. Este equipo ha avanzado en los detalles del Támesis Deckway, como es llamada esta ciclovía flotante, estimando que su costo sería de 754 millones de euros. Los ciclistas que la utilizarían se estiman en 12,000 por hora y el tiempo que se ahorraría un ciclista al elegirla sería de unos 30 minutos promedio. Por otra parte, la ciclovía subiría y bajaría con las mareas del río y se usaría energía eólica y solar para su iluminación. También contaría con diversos sensores a bordo que, a través de satélites, reenviarían información a los cilistas sobre las condiciones atmosféricas o la congestión de tráfico. La propuesta ha recibido bastante apoyo, ya que es vista como una salida real a los problemas de transporte de la ciudad a pesar de su alto costo. De ser aprobada estaría lista en 2 años y cada ciclista debería pagar 1.50 € por trayecto. Esta idea se suma, además, a otro ambicioso proyecto para ciclistas en la capital: el SkyCycle, un carril de bicicletas de 221 km de longitud que sobrevolaría la ciudad (propuesto por el prestigioso arquitecto Sir Norman Foster).

Edición Impresa
Planeta 21 2018-10-14

Ediciones Anteriores

Suscríbete