Regional Muere secundariana a causa de la diabetes
Agua Dulce, Ver.: Sorprendió a los estudiantes el fallecimiento de su compañera, tras desvanecerse en una práctica de pomponeras / Redacción
La menor de 14 años y sus familiares, desconocían que padecía la enfermedad

Miguel A. Rodríguez / Imagen del Golfo
Agua Dulce, Ver. / 2017-11-14

Una estudiante de 14 años de edad, falleció la madrugada de ayer en el hospital comunitario de Coatzacoalcos a consecuencia de un coma diabético.

Laura, estudiante del segundo grado grupo “H” de la escuela Secundaria General Número Uno, acudió la tarde del lunes a una práctica de pomponera, ya que participaría en el desfile del 20 noviembre y durante el ejercicio se desvaneció, ante el asombro de sus compañeras de baile.

En ese instante, maestros intentaron reanimarla al colocarle torundas con alcohol en la nariz, pero no reaccionaba, por lo que se dio aviso a los familiares, quienes se trasladaron a la institución educativa.

Después de las 17:00 horas, ante la pérdida de sus signos vitales, Laura ingresó al área de urgencia del hospital general de Pemex en esta ciudad, luego de haber sido atendida por paramédicos de la Cruz Roja Mexicana.

Personal del nosocomio de Pemex, tras practicarle diversos estudios, descubrieron que la menor presentaba 530 de glucosa, diagnosticándola con diabetes mellitus, grado III infantil, además de haber sufrido choque séptico, que se trata de una enfermedad generalizada que es ocasionada por una insuficiencia orgánica y caída de la presión sanguínea a niveles peligrosos.

Debido a la emergencia, Laura fue traslada al hospital comunitario en Coatzacoalcos, donde falleció alrededor de las 4:20 horas de ayer, tras sufrir tres infartos en tan solo minutos.

Según versiones de los médicos, tras platicar con los padres de la menor, éstos aseguraron que desconocían que su primogénita padecía diabetes, por lo que jamás fue llevada con un médico ni tampoco recibió tratamiento.

Al no atenderse la enfermedad, se le complicó hasta llevar a la muerte a la adolescente, lo que provocó tristeza entre los estudiantes y maestros que la recordaban como una alumna excepcional, respetuosa y alegre.

Sus compañeros y maestros, de manera voluntaria, realizaron una colecta dentro de la institución para conseguir los recursos para el sepelio, debido que la occisa proviene de una familia humilde.

Hasta la tarde de ayer, familiares y amigos esperaban el cuerpo de la menor que sería velada en casa de una de sus abuelas, ubicado en pleno centro de la ciudad, para que este miércoles se realicen las exequias y sea sepultada.

Edición Impresa
Regional 2018-08-19

Ediciones Anteriores

Suscríbete