Vida y Sociedad La Enseñanza Superior en Coatzacoalcos
Coatzacoalcos, Ver.: La posibilidad de cursar una carrera universitaria con los recursos públicos del Estado, vino a representar un gran avance para el desenvolvimiento social de la región en Coatzacoalcos. / Cortesía

Taller de Crónica Narrativa de la Sociedad Historiográfica de Coatzacoalcos

Rafael Alcántara-Conde
Coatzacoalcos, Ver. / 2018-01-13


Empero, se tuvo una buena enseñanza con los catedráticos que por su trabajo en la industria petroquímica misma, le aportaron al alumno mucho de sus valiosas experiencias; aparte que como al empezar no quedasen bien instalados los laboratorios, se acudía en grupo a realizar las prácticas adonde ejercía profesionalmente su maestro, fuese en Fosfatados Mexicanos o Pemex, porque se les facilitaban las instalaciones en una muestra de gran colaboración.

Por otra parte y debido a una remodelación del hospital civil, la Escuela de Enfermería fue confinada donde hacía falta lugar para otras dos aulas más, teniendo entonces la dirección del plantel hacer gestiones para que la Gerencia de Petróleos Mexicanos donara una caseta prefabricada que se destinó como salón de clases y además con el afán de un espacio propio a través del Patronato se planteó el proyecto al gobierno estatal, sin tener respuesta efectiva.

Dado que al concluirse los trabajos del hospital, en la parte delantera se concentró el Centro de Salud “Dr. Rafael Hernández Mejía” que tenía su edificio sobre la aludida calle Colón, y habiéndose quedado desocupado fue conseguido habilitarlo para la Escuela de Enfermería, utilizándose del año 1979 a 1993 toda la planta baja; por lo cual, con respaldo del Patronato se efectuó colecta de dineros en lugares fluidos, vgr. la caseta de cobro del peaje de puente.

Al haber seguido la Unidad Docente como Interdisciplinaria, se agruparía bajo el director general las sentes carreras técnicas, sin las de ciencias administrativas, por ser designada en 1979 la otrora Facultad de Comercio y Administración de Empresas dándose las clases para cada salón. Por aquel entonces, se menciona que la Delegación Regional de la Universidad se ubicaba sobre la avenida Cuauhtémoc, próxima a la esquina con Venustiano Carranza.

En reclamo de que se hiciera la apertura de estudios superiores correspondientes al área de Humanidades, al parecer convocada por la población estudiantil y magisterial de la ciudad, llegó a darse una manifestación vial, pero lo único obtenido como paliativo fue ser creada la Facultad de Trabajo Social que se estableció para Minatitlán en la Unidad de Ciencias de la Salud; es hasta años después que se inicia aquí en sistema abierto la carrera de Derecho.

De acuerdo a la política educativa marcada por el gobierno federal, al aumentarse en 1990 a tres años el bachillerato, en toda región universitaria desaparecen las Escuelas de Iniciación y luego de inaugurarse, los primeros meses de 1992, las nuevas instalaciones en la Colonia Petrolera de la Delegación Regional de Coatzacoalcos, son ocupadas ya por la Vicerrectoría que tuvo su origen en la Ley Orgánica de abril, que parcial se abroga en diciembre de 1993.

Sin dejar de insistir para que la Escuela de Enfermería, sección Coatzacoalcos, se integrara con las demás carreras impartiéndose en el Campus a los jóvenes universitarios, cuando la Secretaría estatal de Salud quiso en 1993 disponer de la planta alta del Centro de Salud, se aprovechó la coyuntura y obtuvo del Delegado Regional todavía, autorizar la incorporación y quedar finalmente alojados en un salón grande del edificio B de Ciencias Químicas.

Como los alumnos en la rama de Química que eran trabajadores su horario fuera vespertino de 16 a 22 p.m., eso permitió utilizar sus salones en la mañana para darse el propedéutico en Enfermería un primer semestre, enseñando todas las técnicas y materias, además realizar las prácticas desde el segundo semestre; las tardes se destinaban a impartición de clases al contar con maestras de tiempo completo, cuyos cursos comenzarían en agosto o septiembre.

Ante el requerimiento de espacios para oficinas por el crecimiento que venía teniendo cada vez más la Universidad, aunque al inicio el acervo bibliográfico contara con sitio apropiado se iría poco a poco agrupando en áreas reducidas, para dársele cabida a la dirección de cada facultad; más a pesar de los pesares en el año 2001 se iniciaría la construcción de la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Información que abarca los centros de Cómputo e Idiomas.

Los novicios de las generaciones nacientes de universitarios, que se trasladaban desde sus hogares para llegar al campus Coatzacoalcos fueron a todas luces persistentes en lograr con el respaldo de sus familias las metas soñadas, no obstante las circunstancias incómodas por lo que era necesario y hasta riesgoso sortear dada la condición climática propia de las zonas costeras como la nuestra, inclusive compartidas con el personal docente y administrativo.

Así que, para una mayoría de la juventud estudiosa de Puerto y la comarca entera, próxima a concluir la enseñanza media, se considera un pase natural el aspirar a obtener su admisión al proverbial centro superior, ello es a ser de preferencia en la Universidad Veracruzana; sin prejuicio desde luego de quienes se inclinen a la posibilidad, por gusto o poseer capacidad económica, de ingresar a los colegios exclusivos de paga que ahora existen en profusión.

Junto a la renovación de instalaciones, el cambio a través de medios electrónicos, adelanto de las tecnologías, innovación y transformación o supresión de carreras, la modificación a planes de estudio; es de apreciarse que la Universidad Veracruzana en Coatzacoalcos y la Zona Sur al igual, con el andar de los años ha venido avanzando de modo estable para estar puesta a la vanguardia en la aportación académica que generosamente ofrece a la sociedad.

Edición Impresa
Vida y Sociedad 2018-04-22

Ediciones Anteriores

Suscríbete