Coatzacoalcos Se queja Mundo Nuevo de mechero de Braskem
Inoperatividad en la planta de polietileno provoca que arda por más de 48 horas, pues deben consumir el gas que no están utilizando

Gerardo Enríquez
Coatzacoalcos, Ver. / 2017-11-15

Luego de casi 24 horas fuera de operación como consecuencia de una falla técnica, el consorcio Braskem Idesa reinició sus operaciones de producción de polietileno, con lo que el “flare” o mechero como se le conoce comúnmente, disminuyó su flama, la que durante las últimas horas estuvo a su máxima capacidad, causando molestias a los vecinos de la congregación de Mundo Nuevo, Nahualapa y Pollo de Oro, pertenecientes a Coatzacoalcos y Nanchital, respectivamente.

El Coordinador de Relaciones Institucionales del consorcio brasileño-mexicano, Sergio Plata, confirmó que una falla técnica en el área de compresión de la planta, obligó al paro de la misma, lo que derivó que como parte del protocolo de seguridad, el gas etano se estuviera quemando de manera controlada a través del mechero, cuya flama está a 120 metros de altura, con lo que se disminuye cualquier riesgo que pudiera presentarse por la acumulación de gas.

Por su parte la agente municipal de Mundo Nuevo, Mayra Gutiérrez Cruz dijo que fueron casi 48 horas que el mechero de Braskem Idesa, estuvo encendido a su máxima capacidad, lo que provocó una intensa sensación de calor que afectó a los vecinos que habitan en las calles Murillo Vidal, Emiliano Zapata, Reforma, López Arias y otras pegadas a las instalaciones de Braskem Idesa.

Dijo que a pesar de que ya han denunciado las afectaciones que sufren los vecinos por las radiaciones de calor que emanan del “mechero” y los daños a la salud por los vapores y gases contaminantes provenientes no sólo de Braskem Idesa sino de otras empresas petroquímicas instaladas en ese sector, nadie hace nada por poner un remedio a la situación.

--La gente ya se acostumbró a vivir con el mechero día y noche, se acostumbró a los vapores y olores de las fugas, se acostumbró a los accidentes y explosiones como las de Clorados III, ya nos acostumbramos a todo, estamos a lo que Dios diga aquí en Mundo Nuevo porque nadie nos hace caso-- dice con resignación la agente municipal.

Edición Impresa
Coatzacoalcos 2017-12-10

Ediciones Anteriores

Suscríbete