Coatzacoalcos Acarrean a jóvenes a acto de ‘Chiquiyunes’
Coatzacoalcos, Ver.: / Carlos Heredia / Imagen Del Golfo
Durante su largo y tedioso discurso, los alumnos prefirieron estar atentos a su celular

Gerardo Enríquez
Coatzacoalcos, Ver. / 2018-01-18

El encuentro de Miguel Ángel Yunes Márquez con jóvenes preparatorianos y universitarios estuvo como el clima de los últimos días: bastante frío.

Pese a que el salón del Hotel estuvo lleno, de plano los jóvenes estuvieron “fríos” con el precandidato. ¿Alguien en su sano juicio podría creer que “Miguel Chico” no va a ser finalmente el candidato a Gobernador por el PAN? Quien sabe si fue por el clima, o porque a la mayoría los sacaron de las aulas para llevarlos a un evento político.

Y es que muchos de los jóvenes provenientes de universidades de municipios como Nanchital, Las Choapas, Zaragoza y, principalmente de Coatzacoalcos, que fueron acarreados a un salón de eventos del poniente de la ciudad, prefirieron entretenerse en las redes sociales, charlar entre ellos, ligar y tirar rostro, echarse una pestañita y hasta hacer su propio “pic nic” en pleno salón, antes que escuchar y poner atención al mensaje del hijo del actual gobernador Yunes Linares, que anda como precandidato del PAN buscando la gubernatura.

Si en los tiempos de Fidel y Duarte, los jóvenes del “PR-ITESCO”, la Universidad de Sotavento, la Istmoamericana y los Cobaevs, eran “ofrendados políticamente” para hacer bulto en los eventos priistas, este jueves lo único que cambió fue el color y las siglas del partido en el poder, pues los directivos de esos planteles siguen recurriendo a esas mismas prácticas de ofertar a sus alumnos, a cambio de favores políticos, puestos públicos y hasta comodatos leoninos de terrenos municipales para instalar universidades privadas al más puro estilo priista.

El caso más emblemático fue el de los estudiantes del Cobaev 53 del municipio de Zaragoza, cuyo coordinador Horacio López, orgulloso panista, puso su “granito de arena” en el acarreo estudiantil, pues trajo tres camiones llenos de alumnos de ese plantel educativo, que más que escuchar el mensaje de “Chiqui-Yunes”, vinieron a conocer Coatzacoalcos, pues la mayoría de ellos no habían salido de su pueblo.

A pesar de que el encuentro era con jóvenes panistas, al salón se dieron cita unos politiquillos que por cierto ya no están ni tan jóvenes y que ahora se dicen panistas y que son los mismos que hace apenas unos meses le organizaban varios foros juveniles al entonces candidato del PRI a la alcaldía de Coatzacoalcos Carlos Vasconcelos, a quien de paso le prometieron “miles de votos” de los jóvenes que dizque controlan. Lo malo es que no le dijeron al veterano líder sindical que esos votos iban a ser en contra.

Para colmo, el recién estrenado dirigente nacional juvenil del PAN, Alán Ávila, que abrió el evento político, se aventó un discurso fuerte contra el gobierno corrupto de Duarte, pero se equivocó de nombre, pues en lugar de mencionar a Javier, nombró a César Duarte, el exgobernador de Chihuahua, lo que obligó a que el mismo Yunes Márquez lo corrigiera desde su lugar.

Pese a la presencia de casi 500 jóvenes, estudiantes de preparatoria y universidad, el evento del precandidato del PAN, Miguel Ángel Yunes Márquez, estuvo como el clima de los últimos días... frío, lo que sin duda debe provocar que los dizque operadores políticos de los Yunes azules instalen su propia “Alerta Gris”.

Edición Impresa
Coatzacoalcos 2018-10-18

Ediciones Anteriores

Suscríbete