Coatzacoalcos Sepultan a mujer víctima de asalto
Coatzacoalcos, Ver.: AL PANTEÓN de Lomas de Barrillas fue llevado el cuerpo de doña Teresa Francisca, para bajar a su última morada. / Imagen del Golfo
Por su muerte no hay detenidos; familiares y amigos acudieron a darle el último adiós al panteón de Lomas de Barrillas

Imagen del Golfo
Coatzacoalcos, Ver. / 2018-02-10

Doña Teresa Francisca Martínez García, quien fuera privada de la vida de manera violenta este viernes, durante el robo perpetrado al interior de una sucursal Banorte, cuando era seguida por un grupo de delincuentes luego de haber realizado un retiro en una sucursal de Banamex, fue llevada a su última morada este sábado por la tarde en el Panteón de Lomas de Barrillas.

Habían pasado 21 días de la partida de su marido Pablo, cuando este viernes el grupo de hampones, que la siguió al grado de ingresar corriendo tras ella al banco ubicado en Zaragoza, entre Allende y Guerrero, y a punta de pistola la despojaron de su bolso.

Quiso defender su patrimonio
La mujer intentó defender su patrimonio familiar sin imaginar la violencia con la que actuarían los delincuentes, quienes le dispararon a corta distancia para lograr su objetivo.

Doña Teresa Francisca Martínez García, contaba con 55 años de edad, era ama de casa y hace apenas 21 días había enviudado, por lo que habían colocado un moño negro en el portón de acceso a su domicilio, en la calle Chicoasén de la colonia Trópico de la Rivera, donde era muy estimada por sus vecinos.

La gente no salía de su asombro por lo ocurrido, ya que ni bien había pasado la partida de don Pablo, cuando ahora, de manera violenta, en pleno Centro de la ciudad, doña Francisca era víctima de la inseguridad, en este violento municipio del Sur de Veracruz.

Este sábado, fue acompañada por sus familiares y amigos, al Panteón de Lomas de Barrillas, lugar donde bajó a su última morada, entre lágrimas de quienes la conocieron y quienes se encontraban consternados por la manera en la que fue privada de la vida.

Sus hijos lloraban por la partida de quien los trajo a la vida, siendo arropados por parientes y amigos que los acompañaron mientras que a lo lejos se escuchaban los acordes del mariachi, que estaban presentes en otro sepelio.


Edición Impresa
Coatzacoalcos 2018-06-18

Ediciones Anteriores

Suscríbete