Regional Apertura del campo Rabasa se lleva la tranquilidad
Agua Dulce, Ver.: La tranquilidad de esta comunidades quedo atrás con la llegada del campo Rabasa y sus maquinarias. / C. Augusto Fabre / Imagen del Golfo

C. Augusto Fabre / Imagen del Golfo
Agua Dulce, Ver. / 2018-09-16

Una vez más se comprueba que el progreso trae consecuencias, para los habitantes del kilometro 2 en adelante, la apertura del campo Rabasa además de traer dinero y trabajo, arrastró los peligros, una carretera ejidal y angosta y mal pavimentada en algunos tramos, han puesto en riesgo a todos los habitantes y muestra de ello fue el accidente ocurrido el pasado viernes.

“Se fue la tranquilidad desde que comenzó a dar el campo Rabasa”, señala una maestra que vivió toda su vida en el kilometro 6, “salíamos a caminar o veníamos para Agua Dulce y todo tranquilo, desde hace casi 8 años que comenzó a funcionar Rabasa es una pasadera de camiones todo el día y la noche”.

Los vecinos señalaron que atrás quedaron los tiempos de quietud que daba el camino vecinal, camiones que pasan a exceso de velocidad sin ningún control, incluso se sabe que muchas veces alcoholizados los conductores entran y salen ya que ningún autoridad les detiene, desde el ejido La Esperanza hasta la carretera Costera del Golfo.

La tragedia del día viernes ha unido a la comunidad tanto de los ejidos, como los colonos del Kilometro 2, en los próximos días solicitaran a las autoridades municipales estatales y federales, señalizaciones, topes entre otras obras, apuntaron que se pedirá a las compañías que sus operadores estén obligados a respetar el límite de velocidad.

De esta manera la muerte de los dos niños sigue enlutando a sus familias y amigos, incluso la comunidad estudiantil se han unido a esta petición, ya que los jóvenes al salir del Cobaev también peligran con el paso de las unidades pesadas.

Edición Impresa
Regional 2018-10-18

Ediciones Anteriores

Suscríbete