Coatzacoalcos Almeyda, ejemplo de padre trabajador
Coatzacoalcos, Ver.: COMO EL SEÑOR Almeyda, miles de padres de familia en Coatzacoalcos, celebrarán el día de la mejor manera, trabajando. / Felipe Guzmán / Imagen del Golfo
Tiene 7 hijos, 18 nietos y ya perdió la cuenta de cuántos bisnietos y hasta tataranietos tiene

Gerardo Enríquez
Coatzacoalcos, Ver. / 2017-06-17

De Jalpa de Méndez Tabasco, “Almeyda” como se le conoce en el mercado llegó a Coatzacoalcos hace muchos años y toda su vida se ha dedicado al comercio, primero en la vía pública y luego en el mercado Constitución que era un galerón de lámina y madera cuando “la civilización” en Coatzacoalcos llegaba hasta la calle Bravo.

Poco tiempo después, Almeyda junto con otros comerciantes de aquella época se mudaron “más lejos” y fue así como llegaron a lo que es hoy el Mercado Morelos, en donde desde hace 45 años se la pasa trabajando de 5 de la mañana a seis de la tarde cuando se retira a descansar un rato.

Almeyda es locatario en las afueras de ese mercado, pero desde hace varias décadas vende su mercancía, principalmente cilantro rancherito en el pasillo central del Morelos casi llegando al mercado Morelos.

Almeyda es padre de 7 hijos, tiene 18 nietos y ya perdió la cuenta de cuántos bisnietos y hasta tataranietos tiene.

Aunque él no fue a la escuela, gracias a su oficio de comerciante ha podido dar estudios a sus hijos. Hoy en su familia hay ingenieros, profesionistas y hasta una hija que heredó la profesión de comerciante y también vende en las afueras del mercado Morelos junto con sus nietos.
Para Almeyda no hay día del padre ni un día especial en el año.

-Si no trabajo no como, dice con cierto dejo de tristeza este hombre que es ejemplo de lucha y trabajo.
-El día del padre es un día más de trabajo para mí, tengo que venir a trabajar y ya por la tarde llegan a verme algunos de mis hijos. Veremos qué haremos con ellos, -pero hay que venir a trabajar— dice.

¿Cuál celebrar?, se pregunta.
Pues la mejor manera de celebrar es que estamos vivos y que además tenemos un trabajo que nos permite llevar comida al hogar —señala el señor Almeyda- que desde hace 45 años por lo menos, se gana la vida vendiendo cilantros, limones, chiles güeros y otras hierbas en el mercado Morelos.

-Ahí está el rancheritoooo. Lleve el cilantro rancherito —pregona- con esa singular voz y figura que se ha convertido en parte de la escenografía del mercado Morelos.


Edición Impresa
Coatzacoalcos 2017-08-16

Ediciones Anteriores

Suscríbete