Escenario Rico en el país de las “Maravillas”
Ciudad de México: Enrique Alanís, “El racismo en los Estados Unidos, siempre ha existido. / Agencias
La historia de un mexicano en honor a todos los migrantes que parten en busca del
gran sueño americano; diciembre es el mes en que se conmemora este acontecimiento que los
marca para toda su vida

Ana Isabel Cruz Hernández
Coatzacoalcos, Ver. / 2016-12-30

Enrique Alanís, es originario de Michoacán, dijo “El racismo es el principal enemigo de los latinos”, el ahora ciudadano americano, llegó a este país hace más de veinte años y tiene trece de vivir en la isla de Cope Cod, en el condado Bamstable, Massachusetts.


VIVIR CON EL RACISMO

En este país, desde que fue fundado, siempre hubo esclavos , entonces este espíritu siempre ha existido aquí, ahora nos pagan por trabajar, pero el maltrato nunca se ha ido, eso lo he mirado, lo he sufrido en carne propia, tuve que quebrar muchas barreras en compañías que trabajé, pienso que muchos mexicano no han roto con esto, una de las cosas que me ayudó a mí, es que crecí con una maestra en California, que me llevó a su casa cuando tenía 15 años, esta persona americana divorciada, afortunadamente creció en una familia de puros negritos, por eso ella me enseñó que uno nunca debe de correr, tienes que confrontar a las personas que son racistas en este país, hay que defenderse de los ataques con trabajo, esfuerzo, demostrar siempre lo que uno vale como persona, aprendí esto desde adolecente, esta señora me preparó para que nunca tuviera miedo ni temor en mi vida futura.

Continúa. “Cuando yo era muchacho en California, los sheriff me seguían hasta mi casa porque me veía hispano, ella al percatárse esta situación, me pregunto ¿porque te acosan estos policías? yo le contesté, no sé por qué, ¿Cuánto llevan siguiéndote? Le respondí, cuatro días, me tomó de la mano, me subió al carro y me llevó a las oficinas donde estaban ellos, entramos y molesta le dijo a los sheriff, “Este muchacho es mi hijo, no quiero que lo vuelvan a seguir o intimidar, si ustedes lo vuelven a molestar van a tener serios problemas conmigo”, al ver a mi madre adoptiva pelear por mí de esa manera, cambió mucho mi manera de ser, al día siguiente me fui a la escuela y nunca más dejé que me volvieran a humillar o maltratar, porque mis compañeros de clases me trataban muy mal. Yuri, me enseñó a confrontar el racismo y sobre todo salir adelante sin que me dañaran, aquí en Cape Cod, las compañías donde trabajé me trataban muy mal, sin embargo no me deje “cuitear”, pasé por muchísimas cosas feas, pero logré salir de ellas.

En muchas ocasiones fui violentado, me insultaban mucho, infinidades de veces me tiraban lo que acarreaba en la carretillas, hacían conmigo lo que querían, todo por mi condición de hispano, lo peor es que no podía quejarme de nada, los dueños de las empresas se hacían como que no pasaba nada, no les importaba el maltrato ni el racismo que como latinos teníamos, en mi caso yo tenía papeles, estaba legalmente y aun así me discriminaban, ahora imagínate lo que pasaban los que estaban ilegalmente, todo esto porque nos veían menos, pero aun con todo esto, muchos que yo conocí en ese entonces, salimos adelante, no, nos vencieron, aprendí a sobre vivir y trabajar con los americanos, por mucho estuve así, sufrí mucha discriminación inclusive aquí en Cape Cod.


-¿Cuántos años enfrentaste esta situación?

Yo tengo 20 años de vivir aquí, siempre he peleado contra el racismo que hay, pero a través del tiempo, aprendí a sobre llevarlo, ahora no me ofenden, miro a la gente y en vez de defenderme, jugueteo con ellos para saber quiénes son, ahora sé que el racismo es un espíritu que vive en toda la humanidad, es algo que está dentro de nosotros y muchas veces nos queremos sentir superiores a otras personas, por eso cuando asimilé que este sentimiento habitaba dentro de los corazones de algunas personas, pues le fui dejando de dar importancia a sus ofensas, cuando tú conoces de Dios eso pasa al terreno de la nada y sólo te concretas a pedir por ellos para que se les quite esta pesada carga, no hay que juzgar a la gente por su condición social, simplemente se tiene que hacer todo a un lado, el racismo en este país por supuesto que sigue presente, no se ha ido.

pase a la página 2

Edición Impresa
Escenario 2017-06-24

Ediciones Anteriores

Suscríbete