Esencias Natalia Lafourcade irá a Estados Unidos para exaltar a México
México, DF: “Es una oportunidad para que nosotros lo transformemos, pero es necesario despertar e involucrarnos, que nos informemos y nos unamos, cambiemos nuestra manera de vivir. Está en nuestras manos. La música no va a dejar de existir y en la historia de la / Agencias
Destaca que en estos momentos de crisis política, la música es nuestra arma contra el odio

El Universal
México, DF / 2017-01-28

Natalia Lafourcade busca, con su música, resaltar la naturaleza, riqueza, cultura, belleza y todo lo que le hace sentir a México como un país alegre. Tras la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, ve una oportunidad de que los latinos despierten, de estar atentos, volverse responsables y estar unidos para rescatar valores como el amor, el respeto y el trabajo en equipo.

“Es una oportunidad para que nosotros lo transformemos, pero es necesario despertar e involucrarnos, que nos informemos y nos unamos, cambiemos nuestra manera de vivir. Está en nuestras manos. Muchas veces uno mantiene cosas negativas sin saberlo, hay que informarse nada más y estar alertas, cuidar nuestra manera de crecer como humanidad y enfocar nuestra atención hacia otros lugares porque el tiempo se va rapidísimo”, afirmó la cantante.
La ganadora de un premio Grammy el año pasado considera que los actos que se han volcado contra México no serán un impedimento para que la música latina siga el curso que ha tenido hasta ahora, por el contrario, tomará más fuerza.

“Nos empieza a generar el sentirnos más orgullosos de ser latinos, estar más aguerridos a lo que es nuestro. La música no va a dejar de existir y en la historia de la humanidad los momentos críticos han generado mucha inspiración, eso es bueno porque la música se vuelve un factor que nos hace sensibles. Lo que nos pasa, tanto a mí como a compañeros, es que volteamos a ver lo que hacen y digo: ‘claro, estamos agarrando nuestras armas’, que son el recordar lo que vale la pena. Tenemos a nuestro público, ya que la misma gente y las situaciones nos generan cosas para tener de qué hablar y despertar ante eso”.
Lafourcade dice que hoy más que nunca quiere vivir en México, pues se mudó a Veracruz. Para nada busca irse a Estados Unidos.
“Sólo quiero ir allá para cantarle a mi gente, a los latinoamericanos y por supuesto también a todos aquellos que no hablan español pero que también me he encontrado en mis conciertos. Con amor, quiero entregar lo que hago, pero principalmente deseo estar aquí más que nunca”.

“Mi manera de aportar es la música, no hay otra manera en la que podría dar algo porque es lo que sé hacer. Quería tener un disco que fuera como un abrazo al alma, una cobija que envolviera y que diera amor y calor, quería que sonara a madera, a hogar, a sala, a fraternidad, a humanidad. Si hay una cosa que está en peligro son nuestros valores, se han perdido. Nos hemos dejado engañar y distraer”.

Después de un viaje a Brasil, en donde se preguntó qué es lo que seguía en su carrera tras el desapego que aprendió con Hasta la raíz (ciclo que cerrará los próximos 2, 4, 5 y 17 de marzo en el Teatro Metropólitan), pensó en un trabajo que al principio era un capricho musical y por su fuerza tomó más protagonismo. En el primero de dos volúmenes evoca la importancia de que Los Macorinos son los invitados principales en su afán de dar un homenaje al folclor en Latinoamérica ya que se dice afín del bolero y géneros que vienen de países como Argentina, Perú y Venezuela.

“Quería regresar, tener la música y cantar en mi casa con comida, mezcal y casual. Le canto al amor, a la muerte, a la vida, a México, a Latinoamérica y su belleza; acabó siendo también personal por el tipo de canciones”.

“En algún momento pensaba que de mi parte iba a haber menos, pero la verdad es que me fui inspirando y colaborando con gente que me permitió entregar buenas composiciones. Era un reto por convivir con composiciones de Violeta Parra, María Grever, Roberto Cantoral, Agustín Lara, Frank Domínguez, Atahualpa Yupanqui, Simón Díaz (sus musas): era codearme con todos ellos, pero a la hora de escribir ya venía empapada de su mundo”, argumentó.

Por lo pronto se prepara para el homenaje a Juan Gabriel el 18 de febrero junto a Andrea Bocelli, Aída Cuevas, Jesse & Joy, Juanes o John Fogerty. “Me siento orgullosa de que me hayan invitado. Estaremos en una noche especial donde vamos a cantar con amor a México. Juan Gabriel es un artista que adoramos porque supo poner en la música la voz de nosotros como pueblo y nación”.



Edición Impresa
Esencias 2017-06-27

Ediciones Anteriores

Suscríbete