Espacio Alternativo La importancia de la meditación
Coatzacoalcos, Ver.: / Imagen del Golfo

Laura Robles Barajas
Coatzacoalcos, Ver. / 2016-04-01

La meditación es buena para el cuerpo, calma la ansiedad y es en general benéfica. Esto está científica¬mente probado. Así que hay muchas razones para meditar. No hay duda de que nos ayuda a aliviar el estrés, la depresión y la ansiedad. Es útil para lidiar con los problemas emociona¬les de la vida cotidiana, cuan¬do las cosas salen mal, abre el corazón y nos pone más aler¬tas. Y cuando surge el darse cuenta, también surge la sabi¬duría y la sabiduría que surge de la meditación es muy pode-rosa.

Cualquiera puede meditar, sin importar quien sea. Uno debe comprometerse a medi¬tar diariamente, sin importar por cuanto tiempo. La medita¬ción no empezará, hasta que nos sentemos en un cojín o en una silla. El punto más impor¬tante es sentarse cómodo. Si medita todos los días quince o veinte minutos, después de un tiempo cuando vea en retros¬pectiva, ya no tendrá dudas de su efectividad.

¿Por qué el darse cuenta es tan importante? Porque es la naturaleza de la sabiduría. Puede ser que medite porque quiere paz en su vida. Todo tipo de expectativas pueden surgir en su mente. Es posible que experimente paz, pero la mayor parte del tiempo no será así ¿por qué? El problema no es el meditador. Al principio pue¬de haber una sensación de cal¬ma y paz. Pero después de un rato su mente parecerá incluso peor que antes. Pero aunque el estado de su mente pueda pare¬cer peor, en verdad es mejor.

Entonces debe mantener la continuidad de la práctica, como un río. Sin importar si su mente parece mejor o peor que antes, debe continuar la prác¬tica y mejorará. Es como lavar la ropa o los trastes. Si los lava con regularidad, no será difícil. Pero si no, será muy difícil lim¬piarlos. Cuando estuve de reti¬ro, use la misma ropa durante un mes. Cuando regrese, tuve que remojarla en agua caliente durante seis o siete horas antes de comenzar a lavarla e inclu¬so entonces tuve que lavarla varias veces.

La razón por la que su men¬te parece empeorar después de un rato de meditar es que sus problemas emocionales empiezan a surgir. Es impor¬tante dejar que salga lo que ten¬ga que salir. Trate de no juz¬gar sus pensamientos, no los rechace ni se aferre a ellos. Si sigue esta instrucción la medi¬tación se vuelve muy fácil. Cuando estas emociones sur¬gen, mantengase con firmeza en el objeto de concentración mental. Si su mente está cal¬mada, su concentración pue¬de ser más relajada. Todos los meditadores experimentan perturbación emocional y llan¬to cuando practican, déjelo ser y después habrá paz.

La atención en la respira¬ción es la forma más impor¬tante de práctica meditativa. La respiración está conectada con los vientos sutiles y esto está conectado con la mente-corazón. Cuando su mente esté inquieta, concéntrese en el chacra del ombligo. Cuando su mente esté somnolienta, concéntrense en su tercer ojo. Pero no olvide seguir su respiración.

Si mantiene la concentra¬ción en la respiración, den¬tro y fuera, de manera natu¬ral se va a calmar. Se sentirá alegre y ligero. En la medida en que continúe su meditación, esa sensación se estabilizará. Después surgirá un sentimien¬to de amor y compasión. La paz interna empieza ahí. ¿Por qué sucede esto? Toda la pertur-bación emocional ha salido entonces la mente se calma.

Un gong tiene el potencial de producir sonido, pero no es hasta que es tocado que se produce el sonido. El golpe es la causa del sonido. De mane¬ra similar, todos tenemos el potencial para experimentar paz interna. Pero mientras el maestro no explique como practicar, no puede ser logrado.

La iluminación fundamen¬tal está en todos por igual. Lavamos la ropa porque ésta tiene el potencial de estar lim¬pia. Si no fuera así, tendríamos que tirarla.
De la misma forma, medita¬mos porque tenemos la habi¬lidad de desarrollar nuestro potencial fundamental.

Este potencial está ahí, pero normalmente está oculto. Es importante no empujar dema¬siado. Si la meditación se vuel¬ve difícil, parese y haga otra cosa. Pero vuelva a intentarlo al dia siguiente no desista.
Con el tiempo su mente se aclarará, como
un cielo azul despejado. Es posible para la mente estar libre de pensa¬mientos. Pero incluso entonces, se puede ir más lejos. Un amor imparcial incluso por nuestros enemigos surgirá. No es fácil llegar a ese nivel, pero es posi¬ble experimentar ese mismo amor por todos.

No es necesario ser budista para meditar. Cuando enseño, estoy compartiendo el budis¬mo, pero no espero que se vuel¬van budistas. El Amor es el deseo de que los demás sean felices. Todos quieren ser feli¬ces y tienen derecho a ser feli¬ces. La Compasión es el deseo de que los demás se liberen del sufrimiento.

Hay muchos métodos hábi¬les que se enseñan en el Budis¬mo dependiendo de las habi¬lidades e inclinaciones de las personas, pero la meditación es el más importante. La medi¬tación es la mejor forma de ple¬garia. Es el mejor tipo de ofren¬da.

También es la mejor prácti¬ca de purificación. La Medita¬ción es la mejor forma de con¬ducta virtuosa. Puede llegar al corazón de todos. Incluso per¬sonas y animales que vivan con un meditador se beneficia¬rán. Así que mi trabajo es moti¬varlos para que practiquen la meditación. Uno debería prac¬ticar con otros en grupo, pues así es más facil.

P: Qué tan bueno es hacer un retiro?

R: Es muy bueno incluso hacer un retiro corto. En occi¬dente con frecuencia es difí-cil organizar esto, y me sien¬to orgulloso de los que pueden hacerlo. Así que recomiendo hacer retiros de fin de sema¬na. Deben simplificar su vida, para poder hacer un espacio a la práctica.

P: ¿Cómo describiría una vida simple?

R: Como budista y practi¬cante he aprendido que todo mundo está lleno de necesida¬des. Pero con frecuencia éstas no pueden satisfacerse. Uno deberá cubrir las necesida¬des de: casa, comida y susten¬to. Pero más allá de esto, uno debería utilizar su energía para desarrollar la intuición. Esto es lo que el Buda llamo el camino medio.

Comentarios: miespacioalterna¬tivo@gmail.com

Edición Impresa
Espacio Alternativo 2017-05-13

Ediciones Anteriores

Suscríbete