Espacio Alternativo El camino del amor y de la luz
Coatzacoalcos, Ver.: El camino del amor y de la luz / Agencia
El Camino del Amor y de la Luz Te Haz Preguntado... ¿Quién Soy? ¿De dónde vengo? ¿A dónde voy? ¿Porque estoy aquí?

Laura Robles Barajas
Coatzacoalcos, Ver. / 2015-03-21

El propósito es informarte que existe un Camino con un conocimiento de Luz y Amor el cual te permitirá recordar quien eres y tomar el control de tu Vida. Estos conocimientos han sido ocultados por diferentes razones durante muchos años, a este conocimiento solo unos pocos han tenido acceso. Unos lo Ocultaban por poder y otros lo entregarón solo a aquellas Conciencias que en su evolución se encontrarán listas para recibirlo, apreciarlo y aplicarlas en la transformación de su vida. Como toda la creación tiene ciclos y en esta era de Acuario las energías que llegan desde todo el universo hacia la tierra generan en gran parte de la humanidad el deseo de despertar y conocer la verdad (su Verdad) se convierte primordial Tu desición de Evolucionar en Amor y Conciencia (Ser y Saber) Por Miles de años se ha mantenido a la humanidad, dormida, engañada, viviendo una ilusión. Vivimos Programados, adoctrinados y hasta domesticados dentro de una Prisión invisible, presos por nuestras propias ideas, creencias y conceptos limitantes. Estos nos permiten ver nuestra verdad. Más No vemos la realidad. Entonces nuestra vida es una ilusión. Dormimos el Sueño milenario de la Humanidad. No basta con creer que Dios esta a cargo de todo…el se manifiesta a través de nosotros, De Hecho el Vive en Tí, y No en los Cielos como nos han enseñado. Abramos nuestro corazón, Vivamos en Amor, en Libertad. Por otro lado En este momento en la humanidad se Presenta la oportunidad de Evolucionar, de ascender a una nueva experiencia un nuevo ciclo evolutivo, donde el Hombre al tomar Conciencia de Sí y Vivir en Amor recibe Dones, Talentos y aptitudes que le permiten Vivir la siguiente experiencia. El mismo Hombre convertido ahora en Ángel. Donde se vivirá en Amor y en Fusión con el SER Superior. Ahora en un nuevo Hogar. Rodeados y apoyados por nuestros Hermanos Mayores y Seres celestiales. Descubriremos que nunca estuvimos solos. El verdadero propósito de existir es la evolución hacia el Padre Creador mediante la fusión con el SER Superior para el nacimiento de nuestro Cristo interior y así mediante la iluminación alcanzar la ascensión. Los seres humanos somos entidades multidimensionales, poseemos siete vehículos o cuerpos viviendo simultáneamente en un universo de siete dimensiones donde es posible a la vez, la conexión con nuestra realidad y con otras realidades, las cuales pueden ser universos paralelos perceptibles a través de los planos de la conciencia (estados vibratorios de sintonía físico, mental y espiritual), por cuanto todo es vibración. La vibración nos permite la comunicación, la cual puede ser física, sensorial, mental (telepática), astral, espiritual o si queremos decirlo de otra manera: interdimensional. Esta comunicación la podemos establecer con otras personas dentro de nuestra realidad, o trascendiendo las fronteras de lo establecido con el alma grupal de los animales, con los elementales de la naturaleza; y por qué no, hasta con aquellos que habiendo desencarnado no han terminado de trascender ni abandonar los apegos del plano físico. En éste sentido siempre habremos de recordar que hay cosas que aunque se puedan no se deben. Al descubrir que somos seres ilimitados, con mayor razón podríamos pensar en comunicarnos con seres extraterrestres más avanzados que estuviesen visitándonos en ingenios espaciales de alta tecnología, o, con misteriosos y legendarios seres intraterrestres remanentes de civilizaciones desaparecidas, ocultos en las profundidades de la corteza terrestre; o con luminosos e inmateriales seres ultraterrestres a los que se les ha venido llamando desde tiempos antiguos ángeles o arcángeles. El propósito de la comunicación es el aprendizaje mutuo. Todos tenemos mucho que compartir y mucho por aprender, por lo que es bueno y útil permanecer abiertos, sabiendo escuchar, porque sólo el que sabe escuchar puede aprender y sabrá en su momento trasmitir lo aprendido. En el Universo nadie es mejor que nadie. Cada quién se encuentra en un distinto momento de evolución, y a todos nos puede beneficiar la observación de los distintos procesos. Además, nadie se encuentra realmente aislado del resto, sino que más bien la idea es la interacción continua y constante. Por ello nadie que sea maestro se puede haber saltado la etapa del discipulado; y no habrá quien habiendo sido buen discípulo, desperdicie la oportunidad de crecer aprendiendo a ser buen maestro. La humanidad se encuentra en la condición de discípulo de la vida. Hoy por hoy todo nos enseña, todo nos dice algo si sabemos mantener los sentidos despiertos, tanto los físicos como los internos. El momento actual ha dispuesto la liberación del conocimiento y la accesibilidad del mismo, con el riesgo de los errores propios de la abundancia de información, mucha de ella contaminada. Después de una etapa caracterizada por la abundancia de los maestros, escuelas y organizaciones, hoy por hoy todo apunta al despertar del maestro interno, aquel que no nos engaña y que nos puede ayudar a discernir e intuir la verdad que hay detrás del momento actual y de cuanto por allí circula. Esta es una etapa con experiencias insólitas, encuentros impensados y revelaciones asombrosas, a las que cada uno debe abrirse por sí mismo tomando la parte que le toca y que está en capacidad de digerir. Llegaría el tiempo en que el conocimiento profundo de nuestro proceso seria necesario que fuese accesible a todos los seres humanos de buena voluntad, para que quien estuviese preparado encontrara en él las respuestas necesarias para saber y hacer entender la misión y el destino colectivo. El descubrimiento en la actualidad de la presencia de seres iguales o diferentes a nosotros; de nuestra propia naturaleza o de naturaleza distinta coexistiendo con nosotros en el mundo, con sus propios propósitos e intenciones, nos esta conduciendo a una profunda confrontación con nuestras creencias. Más aún cuando se hace cada día más cercana la posibilidad de un diálogo frontal con aquellos seres. Debemos prepararnos a enfrentar el develamiento cada vez mayor de secretos y misterios, como algo incontenible y propio de nuestra edad evolutiva que hace que lo que no se nos dice, lo percibamos por nosotros mismos, pero que igualmente dicho conocimiento intuitivo o deducido producirá cambios significativos en nuestra visión de la vida por cuanto ya no somos niños. Estamos en la adolescencia de la humanidad, el momento en que solemos reafirmar nuestra individualidad y sentar las bases de nuestro futuro. Es el período de formación y de definiciones, tiempo de enfrentar nuestros miedos, por lo que es bueno que sepamos las cosas como son, como para que con madurez sepamos sobrellevar no sólo los fallos de los demás sino también nuestros propios errores corrigiéndolos sobre la marcha. Sixto Paz Well

Comentarios: ezamora@diariodelistmo.com

Edición Impresa
Espacio Alternativo 2017-03-25

Ediciones Anteriores

Suscríbete