Estatal La Violencia y corrupción vulneran derechos de los niños
Xalapa, Ver: Actualmente en Veracruz y el país en general, un niño corre mucho peligro en la calle, pues el contexto de violencia lo pone en riesgo de ser secuestrado o robado para diversos fines. / Agencias
El Estado no les garantiza seguridad

Leticia Cruz
Xalapa, Ver / 2017-05-13

La violencia y corrupción que se padece en Veracruz y México, viola los derechos de los niños, no crecen en un ambiente social sano, y esto es responsabilidad del Estado, que no garantiza la seguridad, expuso en entrevista Juan Martín Pérez García, director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM).
“Siete de cada diez adultos no dejan salir a la calle a los niños a jugar, por miedo a la inseguridad, generando un daño terrible a la infancia porque los tenemos con vida sedentaria, pasan más tiempo expuestos a pantallas”.
El que un niño esté encerrado en casa debido a la inseguridad que hay en la calle, no le permite tener un sano desarrollo. Cada vez menos niños realizan actividades al aire libre por las tardes, lo cual implica sedentarismo y provoca, por ejemplo, problemas de obesidad, además de que el pasar más tiempo frente a pantallas no es sano para el pleno desarrollo físico y psicológico, ahondó.
“Y todo esto es responsabilidad del Estado, que no garantiza la seguridad para que un niño pueda salir a la calle a jugar, y por permitir que crímenes contra niños y niñas queden impunes”.
Actualmente en Veracruz y el país en general, un niño corre mucho peligro en la calle, pues el contexto de violencia lo pone en riesgo de ser secuestrado o robado para diversos fines, lamentó Juan Martín Pérez García.
Reiteró que de acuerdo con el Registro Nacional de Personas Extraviadas y Desaparecidas, el treinta por ciento son personas menores de edad, tratándose principalmente de menores entre 0 y 4 años y de entre 15 y 17 años.
Esto revela, acentuó, que “el Estado Mexicano le está quedando mucho a deber a la gente en México... los derechos de los niños, por lo tanto, no están garantizados”.
“México está en una deuda profunda con su infancia, estamos en un momento de crisis de derechos humanos, y el Estado Mexicano no lo ha querido reconocer públicamente y eso es un problema, porque no se pueden tomar acciones apropiadas”.
A la par de la violencia, la corrupción atenta severamente contra los derechos de la infancia, resaltó el director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México.
Al respecto refirió el hecho de que a niños en tratamiento contra el cáncer se les aplicaron presuntamente medicamentos alterados, esto durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa.
“La corrupción con personajes como Duarte ha afectado directamente a niños y niñas. Podría parecer que el tema de corrupción no tiene un vínculo directo con la infancia, pero lo tiene”.
Y enfatizó: “la corrupción afecta directamente a niños y niñas porque todo lo que roban, todo lo que no queda en las arcas públicas termina siendo una afectación para beneficiar a la comunidad, en este caso específicamente a niños y niñas”.

Edición Impresa
Estatal 2017-11-19

Ediciones Anteriores

Suscríbete