Nacional Las FARC, corresponsables en caso Iguala
México, DF: Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) son socias comerciales de “Guerreros Unidos”, el cártel que participó en la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa. / Agencias
Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia son socias comerciales de “Guerreros Unidos” y son parte del “mercado criminal” de cocaína y del asesinato de los 43 normalistas

AFP
México, DF / 2014-11-22

El ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe, señaló que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) son socias comerciales de “Guerreros Unidos”, el cártel que participó en la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa desde el 26 de septiembre.
El ex mandatario colombiano aseguró en días pasados que las FARC son corresponsables del asesinato de los 43 normalistas en Iguala, aunque para el gobierno mexicano los estudiantes siguen en calidad de desaparecidos.
Cuestionado sobre la supuesta relación del grupo armado colombiano y el cártel guerrerense, Uribe dijo que son parte de “mercado criminal” de cocaína.
“Las FARC es el principal distribuidor de cocaína del mundo y es indudable como las FARC envían cocaína a los cárteles del mundo”, dijo este viernes en entrevista radiofónica.
El ahora senador basó sus dichos en lo encontrado “en los computadores de Raúl Reyes”, cuando el líder de las FARC fue abatido en un operativo en 2008.
“El mundo quiere ocultar que las FARC es corresponsable del asesinato de los 43 estudiantes en México porque está comprobado que las FARC ha sido el proveedor de coca de ese cártel de Guerrero (‘Guerreros Unidos’) responsable de ese asesinato”, dijo esta semana en el programa “La Hora de la Verdad”, transmitido por la cadena colombiana “RadioRed”.
En su cuenta de twitter y en el programa “La Hora de la Verdad”, Uribe acusó a la comunidad internacional de guardar silencio sobre la supuesta complicidad de las FARC en el asesinato de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Edición Impresa
Nacional 2017-08-19

Ediciones Anteriores

Suscríbete