Negocios Imparable, el robo de combustible
Ciudad de México: El Estado mexicano ha acumulado un daño en sus finanzas públicas de 159 mil 957 millones de pesos por el combustible perdido. / Agencias
En el periodo 2009-2016 la cantidad de combustible perdido asciende a 14 mil 652 millones de litros, monto es 55% superior al que se registró con Felipe Calderón en los últimos cuatro años de su administración

Agencias
Ciudad de México / 2017-02-02

En los primeros cuatro años del sexenio de Enrique Peña Nieto, Petróleos Mexicanos perdió 97 mil millones de pesos por fugas y robo de combustible en sus ductos, una cifra 55% superior a las pérdidas registradas los últimos cuatro años del sexenio anterior.

Combinados ambos periodos (2009-2016), el Estado mexicano ha acumulado un daño en sus finanzas públicas de 159 mil 957 millones de pesos por el combustible perdido.

La cifra es equivalente a lo que la Secretaría de Educación Pública federal ha destinado a investigación científica y desarrollo tecnológico en ese mismo lapso.

En volumen, lo perdido asciende a 14 mil 652 millones de litros, que implica hasta 250 pipas de combustible cada día.

Estas pérdidas son una constante: en ningún año Pemex ha podido frenar el robo de combustible y las fugas en sus ductos. Incluso, 2016 fue un año récord en el que se perdió 24% más combustible que en 2015.

Pemex ha perdido de sus ductos al menos 14 mil 652 millones de litros de combustible, según datos de Pemex Logística que obtuvo Animal Político tras diversas solicitudes de información pública.

Esa cantidad equivale a llenar 5 mil 800 veces una piscina olímpica con combustible o a perder cada día 250 pipas, cada una de 20 mil litros.

En dinero, asciende a 159 mil 957 millones de pesos: 97 mil 196 millones en el gobierno de Enrique Peña Nieto y 62 mil 761 millones en el de Felipe Calderón.

El peor en los últimos ocho años fue 2016: los registros hasta el 27 de diciembre pasado muestran que en los ductos de Pemex se perdieron 2 mil 282 millones de litros.

Esa cantidad es 24% mayor a la pérdida de 2015 y 29% a la de 2012, el último de gobierno de Calderón.

El año pasado es el único de los últimos ocho en que los litros perdidos superan los 2 mil millones de litros anuales, pues la pérdida promedio anual solía ser de mil 800 millones de litros.

Edición Impresa
Negocios 2017-12-08

Ediciones Anteriores

Suscríbete