Planeta 21 Pemex pierde 359 mdp al día
Ciudad de México: Desde que la refinería de Oaxaca suspendió sus operaciones, no hay exportación de crudo a ningún país. / Agencias
La empresa petrolera acumula pérdidas económicas que superan los 6 mil millones de pesos, si se consideran los volúmenes de gasolinas, diésel, turbosina y combustóleo que procesaba hasta mayo de 2017

Agencias
Ciudad de México / 2017-07-02

Petróleos Mexicanos (Pemex), registra pérdidas económicas por 359 millones de pesos al día, tan sólo por dejar de producir gasolinas, diesel, turbosina y combustóleo desde que la refinería de Salina Cruz, en el estado de Oaxaca, suspendió sus operaciones el martes 13 de junio de este año.

La empresa petrolera acumula pérdidas económicas que superan los 6 mil millones de pesos, si se consideran los volúmenes de gasolinas, diesel, turbosina y combustóleo que procesaba hasta mayo de 2017.

De acuerdo con la Base de Datos Institucional de la página web de Pemex, al cierre de mayo de este año, la refinería de Salina Cruz, en la región del Istmo de Tehuantepec, producía por día 67 mil barriles de gasolina, 39 barriles de diesel, 9 mil 518 barriles de turbosina y 68 mil barriles de combustóleo.

EL CAOS
La elaboración de esos productos petrolíferos se interrumpió desde el 13 de junio; primero por la inundación que sufrió la refinería de Salina Cruz, tras el paso de la tormenta tropical y, después, el miércoles 14 de junio, por la explosión e incendio que se suscitó en el área donde se localizan 14 tanques, que almacenan 500 mil barriles de crudo cada uno.

Además, la empresa petrolera enfrenta otras pérdidas económicas, porque suspendió la exportación de crudo desde la Terminal Marítima que se localiza entre Salina Cruz y el poblado Salinas del Marqués, a donde llegan los buques a abastecerse, para surtir los mercados de Japón, China, Estados Unidos, Centro y Sudamérica. La zona donde la refinería controla el envío de crudo al muelle petrolero fue la más dañada tras el incendio.

Al respecto, fuentes de la Terminal Marítima reportaron que el 17 de junio el buque petrolero Cabo Misaki, que venía por un cargamento de 300 mil barriles de crudo, no fue abastecido y regresó vacío a California.

En un comunicado, Pemex reconoció que no ha restablecido el suministro de crudo de exportación y anunció que “los trabajos de instalación de nuevas bombas para la alimentación de crudo a la refinería ya comenzaron, en un terreno diferente al de la zona donde se suscitó el incendio”.

En julio del año pasado, la empresa petrolera informó que en el primer semestre de 2016 exportó, desde la Terminal Marítima de Salina Cruz, 14 millones de barriles de crudo a Corea del Sur y a Japón, principalmente, lo que produjo ingresos por 440 millones de dólares. Desde que la refinería de Oaxaca suspendió sus operaciones, no hay exportación de crudo a ningún país.

PÉRDIDAS POR CONTAMINACIÓN
Al margen de las pérdidas económicas que tiene, por dejar de producir por día 183 mil 518 barriles de productos petrolíferos, así como las pérdidas por la suspensión de las exportaciones de crudo, Pemex deberá pagar por los daños ocasionados al medio ambiente.

La lluvia negra registrada el 14 de junio por el incendio en la refinería contaminó pozos de agua para el consumo humano en el poblado de Boca del Río, quemó cultivos en varios poblados cercanos al puerto de Salina Cruz y contaminó la playa de la bahía La Ventosa; asimismo, el hecho provocó la irritación de los pescadores y campesinos de ambas localidades.

En ese contexto, la petrolera enfrenta la exigencia de los pobladores de Boca del Río y bahía La Ventosa, quienes reclaman ser contratados en un programa de empleo temporal para colaborar en la limpieza de la zona.
Piden que la empresa se haga cargo de los residuos de crudo que desbordaron los canales de la refinería, que se construya una ruta de escape y se otorgue una compensación económica a los 160 ejidatarios de Boca del Río y 500 pescadores de bahía La Ventosa. Pemex ha ofrecido menos del 50% de lo que demandan.
En un documento difundido el jueves pasado, el dirigente de la Alianza de las Organizaciones Pesquera de alta mar y de las lagunas de Oaxaca, Anselmo López Villalobos, citó nueve eventos contaminantes graves que han afectado la zona desde 1982.

“Desde que la refinería inició operaciones, en 1979, en Salina Cruz se han suscitado daños al ecosistema marino por derrames de crudo, gasolinas, combustóleo y fugas de amoniaco. Hasta la fecha no ha sido consignado, tampoco se han adoptado medidas de mitigación y mucho menos se han aplicado programas para resarcir los daños”, acusó López Villalobos. “Con la explosión y el incendio del miércoles 14, aunado al silencio de Pemex, tuvimos horas de pánico entre la población y muchos daños ambientales. Hay presencia de hidrocarburos en el Golfo de Tehuantepec”, denunció el líder pesquero. Agregó que las emisiones tóxicas confirmarán la presencia de plomo en los productos pesqueros.



Edición Impresa
Planeta 21 2017-11-04

Ediciones Anteriores

Suscríbete