Vida y Sociedad El valor de un padre
HÉCTOR LASTRA GONZÁLEZ y sus hijos Héctor Epifanio, Héctor Leopoldo y Luisa Gritzel.
HÉCTOR LASTRA GONZÁLEZ y sus hijos Héctor Epifanio, Héctor Leopoldo y Luisa Gritzel.
HÉCTOR LASTRA GONZÁLEZ y sus hijos Héctor Epifanio, Héctor Leopoldo y Luisa Gritzel.
Estamos celebrando en este día a los hombres que ostentan el honorable título de Padres.

Nohemí Gil de Vivas
Coatzacoalcos, Ver. / 2017-06-17

Estamos celebrando en este día a los hombres que ostentan el honorable título de Padres. Tal vez porque a la madre se le celebra su día con platillo y bombo, a la celebración del Día del Padre no se le brinda la debida atención. En algunos casos, poco se menciona.

Pero como todo, hay hombres que han desempeñado su rol con gran compromiso y dedicación, habiendo hecho de sus hijos seres extraordinarios y por tanto necesitan ser honrados por su buen desempeño.

El padre que lleva su título con dignidad, sabe dar a su familia la debida atención y el cuidado necesario para que ésta no sufra escaseces. No le importa las horas que tenga que trabajar, siempre pensará: “Todo lo hago por los míos”, y si es necesario, no importándole su cansancio, ha de estar junto con su esposa cuando el hijo(a), está sufriendo por una enfermedad.
¡Qué maravilla! Hay quienes nos sentimos afortunados de tener o haber tenido un padre que supo darnos su amor, su atención y su tiempo. Y aun cuando en ocasiones él se haya mostrado como un hombre recio de carácter, supo disciplinar con amor y ternura. De esa manera pudimos crecer con la imagen de ese hombre cariñoso que por gracia de Dios tuvimos como padre.

Al pasar de los años, sabíamos que siempre que necesitáramos de su presencia o consejo, él estaría allí para guiarnos y hacernos sentir amados y protegidos.
Ahora ya de adultos podemos recordarlo, como un ser especial que siempre estuvo dispuesto a tendernos la mano, haciendo que valoremos todo lo que hizo con tal de vernos felices.

Por supuesto, que hay hijos que en ningún momento reconocen el valor de su padre. Por el contrario, fanfarronean diciendo que sus padres les dan lo que ellos quieren, y los usan para que cumplan sus caprichos.

Y es que sí, hay muchos padres que sólo dan a sus hijos las cosas materiales y se olvidan que el tiempo, aunque sea poco, pero de calidad, es fundamental para formar hombres y mujeres de bien. Es triste, pero con el tiempo, esos padres se dan cuenta del error, ya que, en lugar de sentirse orgullosos, son avergonzados.

Debemos dar honor, a quien honor merece. Los que tienen la dicha de tener sus padres aun, demuéstrenle su amor. Díganle lo mucho que aprecian todo lo que hicieron para formarlos. Los que ya no los tenemos, guardamos en nuestra memoria y corazón los hermosos momentos que pudimos pasar junto a ellos.

Todas esas cosas las guardamos en el arcón de nuestros bellos recuerdos.

Dicen las Sagradas Escrituras: “Honra a tu padre… para que te vaya bien, y seas de larga vida” A un buen padre, se le reconoce su valor. “FELIZ DIA DEL PADRE”


Edición Impresa
Vida y Sociedad 2017-06-27

Ediciones Anteriores

Suscríbete