Vida y Sociedad VIVENCIAS DE MI PUERTO MÉXICO
Coatzacoalcos, Ver.: Dr. José Lemarroy Carrión, cronista de la ciudad y puerto de Coatzacoalcos, Veracruz. / Cortesía
La anécdota del Cronista y el Gachupin

David Caba Vinagre
Coatzacoalcos, Ver. / 2017-07-15

Tercera parte

Después de habernos enterado sobre algunos comentarios relacionados con la fundación de la Villa del Espíritu Santo (Coatzacoalco en junio de 1522), acontecimiento comprendido dentro del traumático fenómeno relacionado con la conquista del México prehispánico, a través de las documentadas palabras del Dr. don José Lemarroy Carrión, actual Cronista de nuestra ciudad y puerto de Coatzacoalcos. Personaje nacido en diciembre de 1925 en la ciudad de Jáltipan, Ver., y radicado en este puerto desde muy pequeño. A continuación observaremos otro tópico de la extensa entrevista que en 2009 le efectué.

“Soy José Lemarroy Carrión con ‘i’, esto por lo del abolengo, ya que provenimos de la época de los Infantes de Carrión de Navarra del Cid campeador, claro que sin usar el Oropel. Nací en Jáltipan, Ver., somos de las familias conocidas de Jáltipan”.

¿Entonces tiene raíces españolas? “Considero que por el hecho de haber sufrido una terrible conquista casi todos tenemos muchísimo de español y, con orgullo también sangre indígena, es por eso que le menciono a los infantes de Carrión y así también a los Hernández a los Pérez, etcétera, que son los que llegaron con Hernán Cortez, esto me hace recordar una anécdota”.

“Aquí estuvo un petrolero con personalidad española que le decían el Gachupin; a este petrolero le tocó la lucha sindical. Un día durante una junta en el edificio de la Sección 31 alguien dijo: ¡éste es de los gachupines que le quemaron los pies a Cuauhtémoc! y él callado…, pero cuando le tocó hablar dijo en su idioma castizo (gachupin): ¡No, mi familia y yo estábamos en España! ¡Los que le quemaron los pies a Cuauhtémoc fueron ustedes! Los López, los Hernández, los Aguilera, etcétera, todos los que vinieron con Cortez, porque toda mi familia se quedó en España y yo apenas llegué”.

“Con este ejemplo quiero recalcar que la gran mayoría tenemos sangre española pero ya nacidos aquí y, los que han ido llegando (actualmente) sí se les puede considerar extranjeros, porque nosotros aunque tengamos mucha sangre de descendencia extranjera ya somos de aquí (mexicanos), debido a que nuestros familiares españoles llegaron hace muchísimo tiempo”.

Caba: ciertamente así lo considero. Con relación a la anécdota del “gachupin” es muy probable que sea la misma persona que frecuentemente acudía nuestro taller de carpintería, cuando yo era pequeño; recuerdo que al llegar mi papá lo vacilaba fuertemente con lo de Cuauhtémoc. ¿Cómo se llamaba el gachupin? Cronista: “No recuerdo, tiene un hijo médico en Cárdenas, Tabasco”.

Si usted es persona mayor originaria de este puerto o llegó muy joven, platíquenos sus vivencias.
Entrevistas con: Ing. David Caba Vinagre
Tel. (01-921) 21-2-17-60, Cel. 921-26-84-397
davidcaba@live.com.mx


Edición Impresa
Vida y Sociedad 2017-09-20

Ediciones Anteriores

Suscríbete