Francisco E. Heredia Quintana / Opinión
La pizza agria del Fiscal aborrecido
2017-05-13
Desatinado. Insensible. Berrinchudo. Incompetente.
Son algunos de los calificativos más amables con el que han evaluado el desempeño del Fiscal del Estado quien hoy se tambalea en la cuerda floja, diputados de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista de México (PVEM) exigieron la Jorge Winckler Ortiz, por sus “pifias” y “confrontaciones” con otros actores políticos, y por su “inmadurez mental” e “incapacidad” para la procuración de justicia en Veracruz.
El Fiscal del Estado ha demostrado ampliamente las “capacidades” profesionales que cultivó en esos escasos dos años de experiencia jurídica según indica su cédula profesional, 3810136, expedida tan sólo hace dos años, en 2015.
Pereciera que el Fiscal habitara en otra dimensión, una donde no alcanza a asimilar la relevancia de su cargo público y se comporta en las redes sociales como un intento burdo de millennial descarriado y juguetón.
Además parece que no escatima en escupir esa verborrea espontánea ante cualquier acto de provocación o cuando se siente acorralado.
Desde que asumió la fiscalía ha utilizado los espacios virtuales para confrontar con ese humor distorsionado y carente de respeto a diversos sectores.
Incluso en un despliegue ridículo por sostener la idea de funcionario moderno, “community manager”, tuvo la genialidad de implementar una estrategia en el manejo de su imagen pública; que conste que me aferro a pensar que fue una táctica de comunicación, una respuesta mediática planeada para minimizar el impacto de la tunda de la que era objeto en el internet; me imagino al joven fiscal rodeado de sus colaboradores, expertos en imagen pública, en mercadotecnia y en el manejo de medios digitales, concluyendo sabiamente que, no sólo el ofrecimiento de una promoción de un negocio de comida sería la solución que purificaría la mancilla imagen del funcionario, además se colocó como víctima de bullyng virtual.
De tal manera que ‘vistieron’ la imagen del Fiscal del Estado, del abogado de la entidad con el disfraz de un indefenso empleado del gobierno que ante la ante la ola de críticas lo mejor que pudo hacer es tener ese destello “humorístico” al emitir una promoción para una pizzería que invitaba al cliente a denunciar que por hacerle bullying a Winckler, se haría acreedor a un beneficio.
Así, con especialidades como la pizza hawaiana y con ese humor ácido el fiscal formuló una desatinada respuesta a sus “acosadores” virtuales, a sus malévolos “haters” que no hacían más que criticar su desempeño, les ofreció un humeante y suculento platillo, habrá dicho :“acepto críticas, acepto el bullyng, tomen les invito una rica pizza”, “me río de las críticas, sigan, coman pizza”, no se sabe realmente la filosofía de esta “táctica”, pero sin duda la postura no fue profesional, no fue a la altura de un funcionario que representa la Fiscalía General del estado.
Otra amarga anécdota de Winckler sucedió nada más y nada menos que con la prensa, se filtró una declaración, no sólo inapropiada en un estado donde más de una decena de periodistas han sido asesinados sino arcaica, obsoleta, una declaración empapada de ira y censura: “Estoy esperando que un periodista la riegue, cometa un delito y yo mismo me encargaré de romperle la madre”.
Para el gremio periodístico no hubo pizza.
Por supuesto que el contexto que pudo desatar ese comentario quizá tuvo que ver con que 87 representantes de medios de comunicación locales, estatales y corresponsales de medios nacionales e internacionales, pidieron a través de una carta abierta al gobernador Miguel Ángel Yunes, el pasado 5 de febrero, ponga fin al cerco informativo que impuso Winckler a través del cual se niega información sobre los hechos de violencia y demás que se registran a diario en la entidad.
Esto desató infinidad de posturas todas lamentando como la figura de un fiscal , quien debe defender, se envolvía en ese halo de violencia y mordaza.
El Secretario Ejecutivo de la Comisión Estatal de Atención y Protección de los Periodistas, Jorge Morales calificó de “grave” la amenaza de ser cierta.
Otro episodio de la conducta del fiscal son los constantes métodos de intolerancia con los que se ha dedicado a tratar a las diferentes organizaciones de madres de familia de desaparecidos, quienes acusan que llegaba tarde a sus citas o de plano los dejaba plantados o que el tono de sus declaraciones pareciera que intentaba desacreditar el trabajo de los colectivos; también le criticaron que se atreviera a andar opinando del tema de los restos hallados en las fosas clandestinas cuando ni siquiera había acudido al lugar.
En el servicio de entrega a domicilio de cualquier pizzería que se respete, la premisa básica es que tiene que llegar a tiempo, recién hecha , para así degustarla de la mejor manera, Winckler quien pretendió mostrarse como conocedor de ese tipo de negocios no tomó en el aspecto de la puntualidad.
Si la pizza llega tras cuatro horas de espera, el cliente tiene el derecho de rechazarla, de darle la espalda al mal servicio y lo mismo le ocurrió al Fiscal, acabó convertido en esa pizza fría, atrasada, insabora e insípida.
Los Integrantes de colectivos de personas desaparecidas como medida de protesta le dieron la espalda al subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Roberto Campa Cifrián, y al Winckler Ortiz, por haberlos hecho esperar casi cuatro horas en las oficinas centrales de la Fiscalía General del Estado.
Tuvieron que entrar a la fuerza a las oficinas para resguardarse del frío, fueron citados a las 11:00 de la mañana y permanecieron de pie varias horas.
María de los Ángeles Díaz, madre de desaparecidos, dijo que es lamentable la falta de sensibilidad de las autoridades al sostener que de por sí viven una gran angustia como para tener que soportar la indiferencia de quienes deberían estar totalmente de su lado.
Con un evidente enojo los inconformes llegaron a los insultos le llamaron “cobarde”, “inepto” y carente de sensibilidad, además de que acusaron a los funcionarios de la de volverlos a victimizar.
La ‘disculpa’ del fiscal fue que una cuestión climática impidió el vuelo de ambos funcionarios, por lo que tuvieron que viajar por tierra.
Dice que los respeta y que reconoce su labor, pero el fiscal tuvo otro desencuentro en el entorno que parece que más le agrada, el de las redes sociales.
En entrevista a nivel nacional declaró que solamente un Colectivo en Veracruz está inconforme con su trabajo, porque no han podido tener los resultados que exigen, justificó que el saqueo de la administración de Javier Duarte dejo también sin recursos a la fiscalía. “En Veracruz hay 12 colectivos y con todos hay un trato directo, un trato personalizado y un trato global”, puntualizó.
Ante la pregunta ¿Qué han hecho en 100 días de gobierno? Respondió que han logrado lo que no se logró en por lo menos 5 años anteriores “logramos la identificación de diversos restos forenses que no se habían identificado a través del trabajo de policía científica y de laboratorios certificados, y se han recuperado más de 150 personas que estaban declaradas como desaparecidas y otra cuestión importante, se hizo público la base de datos que se tiene de personas que están en calidad de desaparecidas”.
La indignación del Colectivo Solecito no se hizo esperar y mediante su cuenta de twitter le respondió al fiscal que esos logros no son de la Fiscalía ni del gobierno estatal sino del propio Colectivo, lo cual originó una penosa cadena de contestaciones entre las madres y el funcionario quien una vez más mostró su ineficiencia en el manejo de la diplomacia y las redes sociales.
“El apoyo de PF es logro directo del Solecito. Tampoco es para que lo use a conveniencia”, escribió el colectivo desde su Twitter. El fiscal respondió en un tono sarcástico: “OK, es logro suyo, la verdad les felicito, las madres de colectivos son increíbles y únicas”.?La coordinadora del Colectivo Solecito Veracruz, Lucía de los Ángeles Díaz, llamó al funcionario a la madurez:
“Lo llamamos a la madurez, sensatez, a hacer un lado el ego inflado y que se ponga a trabajar. Que sea accesible y que abra esa fiscalía que no es ningún bufete privado”, expresó.
El padre Solalinde Guerra, también habló con relación al papel que ha desempeñado el titular de la FGE, a quien tildó en una palabra de inhumano, insensible, por no comprender la situación que padecen los familiares de los desaparecidos en Veracruz.
La diputada MaryJose Gamboa a quien Winckler defendió cuando fue a la cárcel por atropellar y matar a una persona, lo ha criticado desde el Congreso por una actuación gris. Declaró que se equivoca en el uso de redes sociales, pues en lugar de dar a conocer acciones en beneficio de la población, postea temas que no están relacionados con el nuevo cargo que desempeña, “se ha equivocado mediáticamente”.
La secretaria de la Comisión de Procuración de Justicia del Congreso local, María Josefina Gamboa Torales, consideró que el titular del órgano autónomo debe asumir una postura institucional, pues su papel ya es otro.
Confirmó que Jorge Winckler siempre fue una persona activa y participativa en Twitter, pero ahora debe anteponer la importancia del cargo que ostenta.
La gota que derramó el vaso o en este caso el ingrediente que terminó por echar a perder la pizza Winckler, fue un video que circuló mostrando la reacción desproporcionada, donde en tres ocasiones llamó a los diputados “corruptos” y “sinvergüenzas” por su decisión con el desafuero del diputado federal priista Tarek Abdalá y los actos de corrupción de la legisladora de Morena, Eva Cadena.
Tres horas después apareció una -para variar- en redes sociales una disculpa más del fiscal a los legisladores.
“Winckler ya ofreció una disculpa a los diputados y me parece que él ha sido un extraordinario fiscal, él ha logrado lo que el anterior fiscal no logró (…) Jorge no es cómplice de Duarte, no es cómplice de los funcionarios corruptos. Ha luchado con mucha firmeza en contra de la corrupción, ha hecho un gran trabajo en el tema de los desparecidos”, destacó un muy benevolente Yunes Linares.
El abogado Fidel Ordóñez Solana, consideró que la actitud Jorge Winckler en contra de los diputados del Congreso del Estado y del de la Unión, fue de un niño berrinchudo al que se le antojó “patear el pesebre”.
Expresó que esas no son las maneras, ya que la FGE depende del Congreso del Estado, no del ejecutivo: “él mismo (Jorge Winckler) le está diciendo a sus jefes que son unos corruptos y eso es una equivocación”.
Y los diputados no perdonaron partidos de oposición hicieron un “frente común” para obligar a la Mesa Directiva del Congreso local a que incluyera la solicitud de remoción del fiscal y que se turnara a la Junta de Coordinación Política como “anteproyecto de punto de acuerdo” para su posterior discusión, análisis y votación.
“No cuenta con el perfil idóneo para revertir el daño que ha hecho la delincuencia a Veracruz. Usted sólo elige la confrontación para hacer valer su criterio, no tiene capacidad para la interlocución”, dijo el coordinador de la bancada Juntos por Veracruz, el priista Fernando Kuri.
Manuel Martínez y Martínez, diputado del PVEM, señaló que Winckler Ortiz y sus funcionarios cercanos integran carpetas de investigación al vapor, sin pruebas contundentes, y por lo regular, cuando algún indiciado logra la libertad por falta de pruebas o violaciones al debido proceso, el propio Jorge Winckler suele “echar la culpa” a los jueces.
El diputado Sergio Rodríguez Cortés solicitó, en nombre del grupo legislativo del PRD, que al fiscal se le aplique lo establecido en la Ley de Juicio Político y de Procedencia al configurarse sus actos como daño a los intereses públicos fundamentales y ataque a los entes públicos.
Jorge Winckler es quien tiene que rendir cuentas a los veracruzanos por su desempeño y en ese sentido, el mejor juez es el pueblo, afirmo Zenyazen Escobar, legislador local por Morena.
Al hablar en nombre del grupo parlamentario del PAN, el diputado Sergio Hernández Hernández afirmó que el grupo al que represente no recibió con agrado las declaraciones políticamente incorrectas.
Así, el fiscal ha transitado del sarcasmo tonto, a la amenaza, de la indiferencia al protagonismo, del error a la ineficiencia, ¿qué otra voz debe censurar, qué otro colectivo debe menospreciar, qué otro exabrupto intolerante debe articular , cuántas más escuetas y forzadas disculpas habrá?...
Esa pizza que fue el inicio de las pifias, esa que ofreció con algarabía y buen humor, a estas alturas ya se encuentra, agria, podrida, descompuesta, en proceso de ser desechada.
El fiscal ha tenido una caída vertiginosa y atropellada que tropiezo, tras tropiezo el mismo se ha colocado como un personaje aborrecido, al borde del precipicio del juicio político, donde probablemente ya ni los champiñones ni el pepperoni podrán rescatarlo.
Heqfe@hotmail.com

DI Noticias Noche 20 de Mayo del 2015
Edicin Impresa
Portada 2017-05-26 Suscripciones Ediciones Anteriores