Maquiavelo / Se dice
Arrepentidos de las coaliciones
2018-01-11
A ninguno de los tres candidatos presidenciales se le puede descartar a estas alturas y dejarlo fuera de la pelea por la Presidencia de la República, como ha ocurrido en pasados comicios donde sólo quedaban dos contendientes, de allí que nadie acepta que se encuentra en tercer lugar, el único que se salva de esta situación es el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, que en cualquier encuesta se encuentra en primer lugar.
Cada uno de los tres tiene sus ventajas y sus errores políticos que saldrán en el curso de las campañas electorales a la luz pública.
De lo que puede presumir José Antonio Meade es su experiencia en diversos puestos públicos y al parecer no existen referencias de enriquecimientos ilícitos, se le puede acusar de omisiones en actos de corrupción. Su problema más serio es el pesado fardo de rechazo nacional a las siglas del PRI. Debe olvidarse de la mala recomendación sobre la continuidad, por tratar de quedar bien con el presidente Peña Nieto.
Ricardo Anaya es el que puede atraer el voto de los jóvenes que por primera vez van a votar. Es muy astuto en los debates y lo pueden proyectar por poseer una especial retórica fresca y le ayuda su juventud. No tiene experiencia gubernamental, lo más aventajado es una Subsecretaría de Turismo. Dejó muchos cadáveres panistas que se siguen moviendo. También él debe reconocer el hartazgo que existe no es sólo en contra del PRI, sino también contra su partido, el caso del gran fracaso gubernamental en Veracruz con Yunes Linares se empieza a convertir en una pesada piedra en su camino.
Las tres campañas de López Obrador le ayudan sobre todo por el conocimiento de la gente y que no cuenta con el problema de los errores de los gobiernos federales del PRI y del PAN. De los tres aspirantes el bloque de electores es el que sigue creciendo.
Su problema más serio son sus enemigos que siguen buscando la manera de fracturarlo y aumentar el antivoto obradorista sin descartar el fraude siguiendo el mismo ejemplo que les dio resultados en el Estado de México.
Los tres saben que la moneda se encuentra en el aire. Están dispuestos a jugársela el todo por el todo. De acuerdo a los expertos electorales extranjeros es una partida donde sólo están el PRI y Morena.
Los partidos llamados atinadamente por Diego Fernández de Ceballos, el ‘Jefe Diego’; como las chiquilladas están en alianza sólo para no perder su registro, pero lo más seguro es que tres de ellos en esta ocasión van a desaparecer.
Un negocio casi familiar donde lo único importante era el recurso oficial para su manutención. En el fondo, sus líderes nacionales y dirigentes estatales están arrepentidos de estar en estas coaliciones donde no son tomados en cuenta y les reparten como migajas puestos de legislativos de poca importancia y que seguramente pierdan. El reclamo de sus militantes es obvio pero están conscientes que se trata de un negocio político y verlo como empresa que corre el riesgo de declararse en quiebra.
DI Noticias Noche 20 de Mayo del 2015
Edición Impresa
Portada 2018-10-17 Suscripciones Ediciones Anteriores