sas.cmd.push(function() {sas.render("43863"); // Formato : 970x90 970x90});
Diario del Istmo
Coatzacoalcos

A sus casi 90 años, se gana la vida vendiendo paletas

Coatzacoalcos | 2019-11-25 | Miralda Cadena
Diario del IstmoDiario del Istmo

Karla, es una abuelita de 89 años que se gana la vida vendiendo paletas y accesorios variados en la entrada del Mercado Coatzacoalcos; quien además pese a su edad todos los días viaja en autobús de Minatitlán a esta ciudad, ya que sus dos hijos viven en el norte y pocas veces la ayudan económicamente.

 

Contó que desde el año de 1955 se ha dedicado a la venta; en sus inicios comenzó a comercializar ropa en esta ciudad y en la actualidad, aunque sigue siendo comerciante ya está fija en la entrada de la Central de Abasto, pocos metros antes de las escaleras que están de lado derecho para ir al segundo piso, sobre la avenida Ignacio de la Llave, de la zona Centro.

 

“En el 55 era el mercado bien chiquito, el pasillo también apenas y se podía caminar, pues no cabía la gente y nosotros que éramos vendedores ambulantes vendíamos ahí desde las 05:00 hasta las 10:00 y de ahí nos levantaban, y ya me iba a vender por las casas”, rememoró.

 

Fue la mañana del lunes que se entrevistó a la abuelita, quien todos los días trabaja; y se puede observar sentada en una pequeña silla y aún costado su pequeño puestecito en el que vende pilas, corta uñas, ligas para el cabello; una variedad de aretes que van desde los 25 hasta 70 pesos no más, anillos; entre otros productos.

 

Además, en sus manos carga paletas de dulce que cuestan 5 pesos cada una, las cuales ofrece con su frágil voz cada que ve pasar a una persona, sin importar que se pierdan sus palabras entre el ruido del mercado.

 

Igual junto a ella se observa un bastón en el que se apoya para caminar, ya que hace un tiempo sufrió una caída que le impide seguirse desempeñando como vendedora ambulante, por ello esta fija en el pequeño espacio que le brindó el administrador del mercado, José Eddy Zúñiga.

 

Debido a su avanzada edad sólo mencionó que nació en 1930; y que sus hijos emigraron al norte buscando empleo y actualmente ya tienen sus vidas echas, por lo que no vienen a visitarla; y de vez en cuando le mandan dinero.

 

“Tengo a mis dos hijos, pero están fuera, y a veces me mandan dinero porque también tienen hijos y están estudiando; por eso yo viajo todos los días para dedicarme a las ventas, y ya estoy llegando entre 09:00 a 09:30 horas y dependiendo de cómo me vaya me levanto como a las 15:00 o 16:00 horas”, narró.

 

Manifestó que en Minatitlán únicamente vive con otra compañera que también se dedica a ser vendedora ambulante; y aunque en las ventas diarias llega a sacar como máximo 150 pesos viajan todos los días a Coatzacoalcos, ya que de ahí obtiene su sustento diario.

sas.cmd.push(function() {sas.render("7846"); // Formato : Medium Rectangle 300x250});
  • Lo último
  • Lo más leído
googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1574984009295-0'); });
Diario del Istmo

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2019

Diario del Istmo

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2019