Regional Sur
Zozobra en San Juan Evangelista tras ataque de convoy del crimen
San Juan Evangelista | 2019-02-22 | Alejandro Ceja
Los orificios de las balas, testigos de la agresión. / COMANDANCIA

El dispositivo de seguridad de fuerzas federales y estatales que la noche del jueves se percibía en las calles y el centro del municipio de San Juan Evangelista, tras la agresión de un comando armado contra policías municipales, se esfumó; frente al Palacio Municipal este viernes solo se apreciaban tres patrullas, dos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y una de la Policía Municipal; los oficiales locales dicen tener miedo, pero se dan valor entre ellos, bajo el argumento de que así es su trabajo, difícil, pero la mayor motivación es la necesidad económica que los orilla a continuar.

Solo dos patrullas de la SSPE y una de la Policía Municipal resguardan Palacio Municipal baleado la noche del jueves. (Alejandro Ceja / Imagen del Golfo)

San Juan Evangelista, amaneció con temor, las calles vacías, comercios del municipio cerrados, las escuelas sin clases, ayuntamiento sin laborar y tampoco hubo afluencia de feligreses en las iglesias, mucho menos en la parroquia San Juan, que se encuentra a un costado de la comandancia de la Policía Municipal y cuyos fieles católicos fueron testigos del sonar de las balas.

“Era una cosa tan grande Dios mío que solo el señor nos podía salvar, si hubiera oído, ¡peor que la guerra de Irak!, pero gracias a Dios se calmó”, lo anterior narra don Gabriel, quien a sus setenta y tres años de edad, nunca había visto una situación similar a la ocurrida este jueves 21 de febrero en el municipio sanjuaneño, al sur de Veracruz, y es que no es para menos, un grupo armado, en cuestión de segundos irrumpió frente al Palacio Municipal y disparó contra policías municipales quienes alcanzaron a repeler la agresión.

A un costado del edificio del ayuntamiento, se encuentra una fonda, también presenta daños el inmueble. Para doña Alicia, la encargada, el haber cerrado unos minutos antes como de costumbre le salvó la vida, los disparos también causaron daños en el local.

“Queremos que reine otra vez la paz y tranquilidad de nuestro pueblo, que las autoridades tanto municipales como del estado pongan más resguardo aquí, más seguridad para vivir tranquilos y en armonía, que no se cree tanta psicosis, que los niños no se vean afectados por lo que están viviendo, como lo que pasó el fin de semana que arremeten con gente que no tiene problemas, la situación está tensa en nuestro pueblo, los comercios se ven afectados, la ciudadanía que tiene que venir a hacer trámites ya no vienen con tranquilidad, siendo un pueblo tan tranquilo, pacífico, queremos que sea otra vez igual”, reclama.

En la imagen se aprecian los pilares del Palacio Municipal, todo dañado. (Alejandeo Ceja / Imagen del Golfo)

Es preciso señalar que la misma noche del jueves mediante un comunicado, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, anunciaba el reforzamiento de la seguridad en el municipio tras los hechos “Con cerca de 100 elementos de seguridad federal y estatal se reforzó la vigilancia en el municipio de San Juan Evangelista” se leía, sin embargo la realidad es distinta, la ciudadanía se siente vulnerable, la muestra son las calles vacías.

San Juan, al igual que el resto del estado y el país, vive una situación crítica en cuanto a inseguridad, apenas el pasado 16 de febrero, tres hombres que se encontraban a un costado de un campo deportivo en la congregación Sabaneta, fueron acribillados; tres días antes el exalcalde Adalberto Moreno Lara, conocido como Betillo, fue asesinado cuando se desplazaba a bordo de su camioneta. Mientras que durante los primeros días del mes, el director de la Secretaría de Seguridad Pública del municipio sanjuaneño Mariano Rodríguez Pérez, fue asesinado en calles de Acayucan.

Extraoficialmente se ha dicho que el Gobierno Municipal de San Juan Evangelista, buscará los medios necesarios para que las fuerzas federales y estatales patrullen de manera permanente las calles de esa zona geográfica, donde la mayoría de sus habitantes son gente de trabajo que se dedican al cultivo y a la ganadería.

Tras la agresión contra los policías municipales, la Fiscalía General del Estado (FGE) a través de Servicios Periciales y la Policía Ministerial recogió más de 150 casquillos, hubo daños dentro de las oficinas del Palacio Municipal, incluso este viernes toda la papelería de Tesorería fue sacada por los empleados.

 Los daños en la comandancia municipal. Aún se aprecia un moño negro por la muerte del director de la SSPM. (Alejandro Ceja / Imagen del Golfo)

 Lo Más Visto
 Lo Último

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018